LAS LOCURAS EN EL QUIJOTE . ANÁLISIS LITERARIO DE CASTILLA DEL PINO .



Las Locuras en el Quijote .

Análisis literario de Castilla del Pino .

Coger la Cita: Castilla del Pino y López Ibor

http://4.bp.blogspot.com/_Az8pkIzzIQ4/SBCs2KHxWbI/AAAAAAAAAOM/rRa2suPlLw8/s320/rendueles_desviat.jpg

Norte de Salud Mental, Volumen VIII, nº 34

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=91221

http://www.rtve.es/resources/jpg/6/7/1242398798276.jpg

Carlos Castilla del Pino .

Psiquiatra , escritor y humanista .



http://www.online-spanisch.com/blog/wp-content/uploads/2008/11/donquijote.jpg

La Hermenéutica del Lenguaje dota también a Castilla del Pino de un poderoso método para el análisis literario Sus textos sobre el Quijote pueden dar un ejemplo de la capacidad de sugerir que el método proporciona en ese terreno fronterizo del análisis de los locos egregios de la literatura clásica.

Desde luego como Castilla nos advierte, no se trata de forzar un diagnostico de Esquizofrenia o Locura Compartida para caballero o escudero en el Quijote, sino de descubrir los errores de construcción biográfica en sus actuaciones novelescas, de investigar su moralidad y los valores que guían esas vidas inventadas en su choque con los otros.

En su Teoría del Personaje nos muestra Castilla a Alonso Quijano como alguien al que sus lecturas han descubierto sus Potencialidades de Ser, dotándolo de una voluntad de ser un Alguien, de ser un Quien, de hacerse una biografía reconocible por el mundo más allá de su anonimato en un pueblo manchego y de su condición de hidalgo insignificante.

Deseo de potencia vital que aunque despertada por banales lecturas, inicia tanto el descubrimiento de un deseo de querer ser más, como la posibilidad de actuar con grandeza ante los cércanos que incluye la capacidad de despertar a Sancho para la aventura, imponiéndole toda la retórica de la andante caballería como norma de actuación.

Alonso Quijano en lugar de adaptarse al pequeño mundo de la Mancha y ser un personaje adecuado de ese mundo, para ser otro necesita cambiar el mundo Como desea ser grande y sabe "que para ser más que alguien, es necesario hacer mas que alguien", debe pasar de la imaginación de las novelas de caballería a la actuación transformándose en un caballero andante. Los objetos y las personas deben por tanto plegarse a las nuevas significaciones que el sujeto les da y transformarse en yelmos o gigantes las vacias y molinos, y en bellas damas encantadas las palurdas manchegas Por tanto Alonso decide No Ser lo que los otros dicen que es, sino Ser el personaje que él elige ser: Yo sé quien soy afirma. Para ser el caballero andante deseado, Alonso de Quijano debe Dislocarse de su personaje, saliéndose del contexto de hidalgo lector y rompiendo con ello la Barrera Diacrítica para dotar con juicio de realidad tanto a D. Quijote como a una Mancha Imaginaria construida con el modelo de la fantasía aportada por la lectura caballeresca.

Con ello el mundo interno substituye al externo y todo el contexto de realidad es transformada por los valores de la caballería, evadiendo la realidad empírica que cuando se impone y tira a tierra al caballero queda descalificada con el recurso al encantamiento del malvado mago. El invento de Otra Realidad y Otro Yo permite a Alonso la autosatisfación en medio del mundo propio que se ha creado y a pesar sus desgracias reales es feliz al dar sentido a una biografía construida desde el deseo.

Alonso Quijano construye un self de grandeza, sobreconstruyendo el personaje de D. Quijote, y aunque D. Quijote sea un error de Alonso Quijano, es un error necesario para su supervivencia como muestra la muerte cuando se deconstruye el personaje al recuperar la razón.

El análisis de Sancho Panza permite a Castilla describir la diferencia entre Delirio e Idea Sobrevalorada. En el Juego de Fantasia se consiente la Desrealidad (Sancho sigue la corriente de su amo) o se cree la falsa realidad, según que el momento le favorece (como gobernador de la ínsula), o le perjudique Sancho vuelve a lo real cuando la supervivencia le va en ello. Sancho no entra en la Locura a Dos precisamente porque juega a ser escudero sin dejar d e ser Sancho Panza siempre atento a su provecho en el mundo real. A diferencia del Quijote que deja de ser Alonso y se olvida de ama y sobrina cuando se lanza al camino, Sancho si acepta ser juez o gobernador lo hace sin dejar de ser criado, ni olvidar a su familia.

Castilla enfatiza al respecto, que quien se desliza en la vida cotidiana desde el "hacer de medico o de juez para totalizar toda su vida con esos papeles y no quitarse la toga ni en la fiesta con su familia esta iniciando ese deslizamiento hacia la locura. El deseo de ser otro, de trepar socialmente en Sancho logra mantener la Función Diacrítica que le fija a lo real Bien es cierto que al final de la novela el deseo de ser otro y el juego caballeresco le resulta a Sancho tan placentero que cuando D. Quijote recupera la razón para morir, no duda en incitarle en volver a jugar el juego de inventar nuevos personajes pastoriles que le permitan escapar a la sórdida realidad manchega.

Si Alonso Quijano debe morir cuando pierde su deseo de ser Quijote no debemos dejar d e percibir en Sancho la adquisición del carácter novelero que su amo le ha inducido y la persistencia del deseo pastoril o inventar lo que sea con tal de jugar en serio a ser otro. Si Alonso de Quijano queda inane cuando deja de ser El Quijote, algo de esa vivencia desgraciada en perder la capacidad de salirse de su contexto miserable para construirse una vida de escudero ha contagiado a Sancho.

Muy distinto es el nivel de juego que tienen los Duques que se divierten con los personajes a los que saben inferiores por no poder dejar de jugar. El noble matrimonio repite al abyecto juego cortesano de convertir a D. Quijote y Sancho en Criaturas de Placer19 como los enanos y locos pintados por Velásquez usados en la Corte como animales de compañía, reclutados o mejor raptados entre los anormales nacidos por toda la geografía imperial. Sus complicidades con el juego de identidades de D. Quijote y Sancho nacen simplemente del aburrimiento y del deseo de diversión con la desgracia ajena, afirmando además en todo momento su superioridad para iniciar o cancelar el juego.

Finalmente la muerte de Alonso Quijano refuerza otro de los descubrimientos de Castilla que ve el sentido de muchos delirios como un Error necesario. Mas allá de lo patológico, cuando el delirante se cura y vuelve a la realidad sin esa identidad que permite salvaguardar el self, la cura le conduce a la muerte aceptada como no va mas ante la derrota en esa lucha por el reconocimiento. Alonso escoge la muerte ante la imposibilidad de vivir en el papel del esclavo de una identidad impuesta por el Amo Realidad del bachiller, el ama o la sobrina.

http://ellibrodegeno.files.wordpress.com/2007/05/350_don-quijote-y-sancho-panza.jpg

El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2009  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog