A PROPÓSITO DEL GUADIANA .

Por IGNACIOAL - 19 de Septiembre, 2009, 9:07, Categoría: C R Í T I C A .



A propósito del Guadiana...

Berta Almeida
bertaalmeida1@yahoo.es

http://iagua.es/wp-content/uploads/2009/03/badajoz.jpg

Una cálida noche de este pasado mes de agosto, decidí acercarme al Guadiana, adonde no iba desde hacía tres años. Aquello estaba desierto, apenas me crucé con un matrimonio de edad  avanzada y con un pequeño grupo de jóvenes que, hablando entre susurros, hacían botellón pacíficamente. Sólo un local, convertido en pub, estaba abierto. Tal vez en otras circunstancias hubiera podido disfrutar de esa calma, de la luna reflejada en el agua, de la vegetación..., pero no fue así. El silencio que me embargaba se volvió ensordecedor cuando empecé a ver los bancos de forja arrancados (bien los respaldos, bien los asientos), los bombines de varias farolas habían desaparecido, las tablas del pasadizo de madera del Embarcadero estaban rotas y podridas por la humedad; la fusca y la maleza invadían parte del Paseo fluvial hormigonado, impidiendo contemplar el río en algunos tramos.


Comencé, entonces, a echar de menos la belleza de la que, según me cuentan, el Guadiana gozó en un pasado no remoto; a echar de menos que, teniendo Badajoz un privilegio con el paso del río por la ciudad, no se haya aprovechado como ha ocurrido en Salamanca con el Tormes o en Zaragoza, donde han acondicionado estupendamente el tramo del Ebro que pasa por allí, convirtiendo parte del mismo en una piscina natural.


El Guadiana, oliendo a podrido por el agua estancada con su nata incluida en algunas zonas, parece reflejar la mala gestión, la ineptitud y el mal hacer de los políticos responsables de este deterioro. Esta despreocupación por las cosas que afectan a la imagen de nuestra ciudad les llevó a comenzar la casa por el tejado con los famosos locales, cuya apertura esperamos largo tiempo porque el Ayuntamiento y la Junta no se ponían de acuerdo en cuestiones que sólo, insisto, sólo a ellos interesaban. Disputas y diatribas inútiles que ya denotaban que ese afán por revivir el Guadiana se quedaría en agua de borrajas.


En definitiva, el tiempo ha pasado y estos políticos, irresponsables ya, siguen en sus despachos; eso sí, sin despachar, sin buscar soluciones prácticas, con muchos proyectos factibles en el aire y con excusas de medio pelo para no afrontarlos. El Ayuntamiento se limita a organizar eventos lúdicos y festivos, como el del próximo domingo, para recordarnos que el Guadiana pasa por Badajoz y que es muy bonito, con barquitas que navegan, piraguas chupipiruli y todo eso. Por su parte, la Confederación convocó hace dos años a las familias para que fueran al río... ¡a limpiarlo!, que las bolsitas ya las ponía ella. Sobra decir que este llamamiento no tuvo ningún eco.


Todos ellos deberían tener muy claro que el Guadiana forma parte de la intrahistoria de Badajoz. El hermoso vergel que podía constituir con sus alisos, sauces, fresnos, plantas aromáticas..., se está perdiendo por la desidia de los encargados de que este ecosistema no se destruya definitivamente.
En fin, después de mi triste y desolador paseo me marché de allí. La mañana siguiente seguía siendo calurosa, así que me fui a dar un baño a una de las piscinas privadas de Badajoz.


Hoy, que nadie me pida que mire al Guadiana, que siento rabia y pena. Que lo miren los directos responsables de su estado, a ver si se les cae la cara de vergüenza.



http://www.fotolibre.org/albums/userpics/10016/Guadiana.jpg




El Blog

Calendario

<<   Septiembre 2009  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog