18 de Junio, 2009

FRANCISCO FRANCO . " CAUDILLO DE ESPAÑA POR LA GRACIA DE DIOS " .

Por IGNACIOAL - 18 de Junio, 2009, 20:11, Categoría: H I S T O R I A . / TRIBUNA DE LA HISTORIA .


Francisco Franco .
"Caudillo de España por la Gracia de Dios " .
 
FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE
( 1892 - 1975 ) .
 

- En 1907, ingresó a la Academia de Infantería de Toledo, en la que obtuvo el despacho de Alférez en 1910.

 

- Fue ascendido a teniente.

 

- En 1916, a la edad de 23 años fue ascendido a capitán

 

- Fue ascendido a comandante, convirtiéndose en uno de los más jóvenes oficiales en alcanzar dicho empleo del Ejército español.

 

- En 1923, ya un teniente coronel, fue nombrado comandante de la Legión.

 

- Ascendido a coronel, Franco dirigió a la primera oleada de tropas de tierra en Alhucemas en 1925.

 

- Habiéndose convertido en el general más joven de Europa en 1926, Franco fue nombrado en 1928 director de la recién creada Academia Militar Mixta en Zaragoza .

 

- Franco, que ya era un general de División, y el asistente del ministro de la guerra, Diego Hidalgo, fueron puestos al mando de las operaciones dirigidas a reprimir la insurgencia en Asturias en 1934 .

 

- Franco fue brevemente Comandante en Jefe del Ejército de África (desde el 15 de febrero en adelante), y desde el 19 de mayo de 1935, Jefe del Estado Mayor General.

 

- El  23 de febrero, Franco fue enviado a un lugar distante, y se le otorgó el puesto de Comandante Militar de las Islas Canarias, lejos de la península y con pocas tropas bajo su mando.

 

- Tras el asesinato de José Calvo Sotelo, líder del minoritario partido Renovación Española, Franco se suma a los preparativos para la sublevación militar que se estaba gestando por parte de los generales Sanjurjo y Mola, iniciada el 17 de julio.

 

- Franco decidió unirse a los rebeldes y se le encomendó la tarea de los comandantes del Ejército de África. Una avioneta de propiedad privada DH 89 De Havilland Dragon Rapide, fue fletada en Inglaterra el 11 de julio para trasladarlo hacia África.

 

- El 18 de julio de 1936 se traslada desde Las Palmas de Gran Canaria a Tetuán (Marruecos), donde llega a las siete de la mañana del día 19, tras una larga escala en Casablanca, para ponerse al frente de las tropas sublevadas del Protectorado español de Marruecos.

 

- El 3 de octubre de 1936 se constituye en Burgos la denominada Junta de Defensa Nacional , gobierno de la zona nacional presidido por el general Dávila, bajo la Jefatura de Franco.

El 1 de octubre de 1936, en Burgos, Franco fue proclamado públicamente como Generalísimo del Ejército Nacional y Jefe de Estado

 

- El 30 de enero de 1938 la presidencia de la Junta Técnica pasa a ser asumida también por Franco, que queda como Jefe de Estado y de Gobierno.

 

la Guerra Civil finaliza el 1 de abril de 1939,

Franco será Jefe del Estado Español y Generalísimo de los Ejércitos hasta su muerte el 20 de noviembre de 1975 .
 
 
 
 
video

 
 
 
video

 
video

 
 

Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde (Ferrol, La Coruña, 4 de diciembre de 1892 - Madrid, 20 de noviembre de 1975), conocido como Francisco Franco o simplemente Franco fue un militar y dictador español, Jefe del Estado de España desde octubre de 1936 hasta su muerte en 1975. Franco siguió una exitosa carrera militar y alcanzó la graduación de General. Luchó en Marruecos y la República le encomendó la represión de la revolución de Asturias de 1934. En febrero de 1936, el Frente Popular ganó las elecciones generales, lo que fue interpretado por facciones de la derecha como una amenaza al orden estatuido. Un período de grave inestabilidad y desorden siguió a la elección, con la escalada de violencia entre los grupos de izquierda y derecha. Se origina un ambiente de gran tensión, en el que se producen ataques a instituciones religiosas por parte de extremistas de izquierda mientras, por el otro lado, los falangistas practican su "dialéctica de los puños y las pistolas". Tras el asesinato de José Calvo Sotelo a manos de integrantes de la unidad de la Guardia de Asalto en julio de 1936, Franco se une al golpe de estado liderado por el General Mola contra la República Española. El golpe fracasó y dio lugar a la Guerra Civil Española, durante la cual, y tras la muerte de Mola, Franco se convierte en líder de los sublevados. Después de vencer en la Guerra Civil, y durante la Segunda Guerra Mundial, Franco mantuvo una política oficial de neutralidad; sin embargo, ayudó de diferentes formas a la Alemania Nazi y la Italia Fascista, en menor escala, contra la Unión Soviética. La forma más conocida de colaboración fue el envío de tropas (la denominada como División Azul) para ayudar a los alemanes en la campaña de Rusia. Antes de la invasión de la Unión Soviética por el Ejército alemán, Franco y Hitler se reunieron en Hendaya el 23 de octubre de 1940. Durante la Guerra Fría, los Estados Unidos establecieron una alianza diplomática con Franco, debido a su adhesión a los principios anticomunistas. Años después, el presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, apoyó a Franco visitando España, y después de su declaró que Franco había sido "un fiel amigo y aliado de los Estados Unidos". En lo social, Franco intentó establecer un régimen inspirado en el corporativismo (no en el neocorporativismo de los fascistas, sino en el paleocorporativismo de la edad media), el nacionalismo (frente al carácter independentista de diversos nacionalismos periféricos) y la insistencia en los valores tradicionales (religión, familia, propiedad, autoridad, etc.). Desde 1947 y hasta su muerte fue de facto regente de España, que él gobernó como un dictador, a través de la represión de las opiniones disidentes institucionalizado la tortura, los campos de concentración (como Los Merinales en Sevilla, San Marcos en León, Castuera en Extremadura, y el campo de Miranda de Ebro), pesadas penas de prisión, y la aplicación de la pena de muerte contra delincuentes , terroristas  y opositores políticos. Después de su muerte, España inició una transición hacia la democracia ...
 
Entrevista en Hendaya con Adolf Hitler .
 
video

 
 

El 23 de octubre de 1940 tuvo lugar la entrevista . Tras derrotar a Francia, Hitler se planteó la toma de Gibraltar como un paso importante en su pugna por doblegar a Gran Bretaña. Franco y su ministro de asuntos exteriores, Serrano Súñer, consideraban en aquel momento que la caída de Inglaterra era inminente. Así, pese a las reticencias de Franco a enemistarse con Inglaterra y Estados Unidos, se entablaron negociaciones para una posible entrada de España en la guerra junto al Eje. Ante la marcha favorable de la guerra para Hitler, Franco abandonó su proverbial prudencia y abandonó en junio de 1940 su posición de neutralidad en la guerra por una de no beligerancia .

 
 
La Tribuna de La Historia .
 
Catedrático emérito de Historia Medieval del departamento de Historia Antigua, Medieval, Paleografía y Diplomática de la Universidad Autónoma de Madrid.
 
 José Utrera Molina. En 1969 fue nombrado Subsecretario del Ministerio de Trabajo, cargo que desempeña hasta junio de 1973, cuando pasa a formar parte del primer gabinete ministerial del almirante Carrero Blanco como ministro de la Vivienda. Tras el asesinato de Carrero, es nombrado en enero de 1974 ministro Secretario General del Movimiento en el primer gobierno de Carlos Arias Navarro, cargo que desempeñaría hasta su cese en marzo de 1975.


CAUDILLO

     

FRANCISCO FRANCO BAHAMONDE .

CAUDILLO DE ESPAÑA .

FRANCISCO FRANCO . Estrecha la mano de D. Juan Carlos .

Entonces príncipe de Asturias y futuro Rey de España .

CAUDILLO (1� parte)      CAUDILLO (2� parte)     CAUDILLO (3� parte)     CAUDILLO (4� parte)
1                        2                                                                    

 
CAUDILLO (5� parte)    CAUDILLO (6� parte)     CAUDILLO (7� parte)    CAUDILLO (8� parte)
5                       6                       7                       8        

CAUDILLO (9� parte)
9

FRANCO Y MILLÁN-ASTRAY .


HITLER Y FRANCO .
ENTREVISTA EN HENDAYA .


EISENHOWER  Y FRANCO .


    
SERRANO SUÑER . FRANCO Y MUSSOLINI .


    
FRANCO EN EL PARDO .


MUERTE DE FRANCO . 1975

CANTARES ... MANUEL MACHADO .



CANTARES . Manuel Machado .
 

CANTARES

 

 

Vino, sentimiento, guitarra y poesía

hacen los cantares de la patria mía...

Cantares...

Quien dice cantares, dice Andalucía.

 

 

A la sombra fresca de la vieja parra,

un mozo moreno rasguea la guitarra...

Cantares...

Algo que acaricia y algo que desgarra.

 

 

La prima que canta y el bordón que llora...

Y el tiempo callado se va hora tras hora.

Cantares...

Son dejos fatales de la raza mora.

 

 

No importa la vida, que ya está perdida.

Y, después de todo, ¿qué es eso, la vida?...

Cantares...

Cantando la pena, la pena se olvida.

 

 

Madre, pena, suerte, pena, madre, muerte,

ojos negros, negros, y negra suerte...

Cantares...

En ellos, el alma del alma se vierte.

 

 

Cantares. Cantares de la patria mía...

Cantares son sólo los de Andalucía.

Cantares...

No tiene más notas la guitarra mía.


ESPÍRITU SIN NOMBRE ... GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER .


ESPÍRITU SIN NOMBRE . Gustavo Adolfo Bécquer .
 
ESPÍRITU SIN NOMBRE
 
Espíritu sin nombre,
indefinible esencia,
yo vivo con la vida
sin formas de la idea.
 
Yo nado en el vacío,
del sol tiemblo en la hoguera,
palpito entre las sombras
y floto con las nieblas.
 
Yo soy el fleco de oro
de la lejana estrella,
yo soy de la alta luna
la luz tibia y serena.
 
Yo soy la ardiente nube
que en el ocaso ondea,
yo soy del astro errante
la luminosa estela.
 
Yo soy nieve en las cumbres,
soy fuego en las arenas,
azul onda en los mares,
y espuma en las riberas.
 
En el laúd soy nota,
perfume en la violeta,
fugaz llama en las tumbas
y en las ruinas yedra.
 
Yo atrueno en el torrente
y silbo en la centella,
y ciego en el relámpago
y rujo en la tormenta.
 
Yo río en los alcores,
susurro en la alta yerba,
suspiro en la onda pura
y lloro en la hoja seca.
 
Yo ondulo con los átomos
del humo que se eleva
y al cielo lento sube
en espiral inmensa.
 
Yo, en los dorados hilos
que los insectos cuelgan,
me mezco entre los árboles
en la ardorosa siesta.
 
Yo corro tras las ninfas
que en la corriente fresca
del cristalino arroyo
desnudas juguetean.
 
Yo, en bosque de corales
que alfombran blancas perlas,
persigo en el océano
las náyades ligeras.
 
Yo, en las cavernas cóncavas
do el sol nunca penetra,
mezclándome a los gnomos,
contemplo sus riquezas.
 
Yo busco de los siglos
las ya borradas huellas,
y sé de esos imperios
de que ni el nombre queda.
 
Yo sigo en raudo vértigo
los mundos que voltean,
y mi pupila abarca
la creación entera.
 
Yo sé de esas regiones
a do un rumor no llega,
y donde informes astros
de vida un soplo esperan.
 
Yo soy sobre el abismo
el puente que atraviesa,
yo soy la ignota escala
que el cielo une a la tierra.
 
Yo soy el invisible
anillo que sujeta
el mundo de la forma
al mundo de la idea.
 
Yo en fin soy ese espíritu,
desconocida esencia,
perfume misterioso
de que es vaso el poeta.



¿ QUÉ ES AMOR ?... LOPE DE VEGA


QUÉ ES AMOR . Lope de Vega .
 
 
QUÉ ES AMOR .
 
Ir u quedarse , y con quedarse partirse ,
partir sin alma e ir con alma ajena ,
oir la dulce voz de una sirena
y no poder del árbol desasirse .
 
Arder como la vela y consumirse
haciendo torres sobre tierra arena ,
caer de un cielo , y ser demonio en pena ,
y de serlo jamás arrepentirse ;
 
Hablar entre las nubes soledades .
pedir prestada sobre fe paciencia ,
y lo que es temporal llamar eterno ;
 
creer sospechas y negar verdades ,
es lo que llaman en el mundo ausencia,
fuego en el alma , y en la vida infierno .

CANCIÓN DE OTOÑO EN PRIMAVERA ... RUBÉN DARÍO .


CANCIÓN DE OTOÑO EN PRIMAVERA . Rubén Darío .
 
 
CANCIÓN DE OTOÑO EN PRIMAVERA .
 
 
 
 

CANCIÓN DE OTOÑO EN PRIMAVERA

A Gregorio Martínez Sierra

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...

Plural ha sido la celeste
historia de mi corazón.
Era una dulce niña, en este
mundo de duelo y de aflicción.

Miraba como el alba pura;
sonreía como una flor.
Era su cabellera obscura
hecha de noche y de dolor.

Yo era tímido como un niño.
Ella, naturalmente, fue,
para mi amor hecho de armiño,
Herodías y Salomé...

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...

Y más consoladora y más
halagadora y expresiva,
la otra fue más sensitiva
cual no pensé encontrar jamás.

Pues a su continua ternura
una pasión violenta unía.
En un peplo de gasa pura
una bacante se envolvía...

En sus brazos tomó mi ensueño
y lo arrulló como a un bebé...
Y te mató, triste y pequeño,
falto de luz, falto de fe...

Juventud, divino tesoro,
¡te fuiste para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...

Otra juzgó que era mi boca
el estuche de su pasión;
y que me roería, loca,
con sus dientes el corazón.

Poniendo en un amor de exceso
la mira de su voluntad,
mientras eran abrazo y beso
síntesis de la eternidad;

y de nuestra carne ligera
imaginar siempre un Edén,
sin pensar que la Primavera
y la carne acaban también...

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer.

¡Y las demás! En tantos climas,
en tantas tierras siempre son,
si no pretextos de mis rimas
fantasmas de mi corazón.

En vano busqué a la princesa
que estaba triste de esperar.
La vida es dura. Amarga y pesa.
¡Ya no hay princesa que cantar!

Mas a pesar del tiempo terco,
mi sed de amor no tiene fin;
con el cabello gris, me acerco
a los rosales del jardín...

Juventud, divino tesoro,
¡ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro...
y a veces lloro sin querer...

¡Mas es mía el Alba de oro!

Rubén Darío, 1905



COPLAS POR LA MUERTE DE SU PADRE ... JORGE MANRIQUE .


COPLAS DE JORGE MANRIQUE POR LA MUERTE DE SU PADRE .
 
 
COPLAS DE JORGE MANRIQUE  POR LA MUERTE DE SU PADRE .
 
I

Recuerde el alma dormida,
avive el seso e despierte
contemplando
cómo se passa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando;
cuán presto se va el plazer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parescer,
cualquiere tiempo passado
fue mejor.

II

Pues si vemos lo presente
cómo en un punto ses ido
e acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo non venido
por passado.
Non se engañe nadi, no,
pensando que ha de durar
lo que espera
más que duró lo que vio,
pues que todo ha de passar
por tal manera.

III

Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
ques el morir;
allí van los señoríos
derechos a se acabar
e consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
e más chicos,
allegados, son iguales
los que viven por sus manos
e los ricos.

INVOCACIÓN

IV

Dexo las invocaciones
de los famosos poetas
y oradores;
non curo de sus ficciones,
que traen yerbas secretas
sus sabores.
Aquél sólo mencomiendo,
Aquél sólo invoco yo
de verdad,
que en este mundo viviendo,
el mundo non conoció
su deidad.

V

Este mundo es el camino
para el otro, ques morada
sin pesar;
mas cumple tener buen tino
para andar esta jornada
sin errar.
Partimos cuando nascemos,
andamos mientra vivimos,
e llegamos
al tiempo que feneçemos;
assí que cuando morimos,
descansamos.

VI

Este mundo bueno fue
si bien usásemos dél
como debemos,
porque, segund nuestra fe,
es para ganar aquél
que atendemos.
Aun aquel fijo de Dios
para sobirnos al cielo
descendió
a nescer acá entre nos,
y a vivir en este suelo
do murió.

VII

Si fuesse en nuestro poder
hazer la cara hermosa
corporal,
como podemos hazer
el alma tan glorïosa
angelical,
¡qué diligencia tan viva
toviéramos toda hora
e tan presta,
en componer la cativa,
dexándonos la señora
descompuesta!

VIII

Ved de cuán poco valor
son las cosas tras que andamos
y corremos,
que, en este mundo traidor,
aun primero que muramos
las perdemos.
Dellas deshaze la edad,
dellas casos desastrados
que acaeçen,
dellas, por su calidad,
en los más altos estados
desfallescen.

IX

Dezidme: La hermosura,
la gentil frescura y tez
de la cara,
la color e la blancura,
cuando viene la vejez,
¿cuál se para?
Las mañas e ligereza
e la fuerça corporal
de juventud,
todo se torna graveza
cuando llega el arrabal
de senectud.

X

Pues la sangre de los godos,
y el linaje e la nobleza
tan crescida,
¡por cuántas vías e modos
se pierde su grand alteza
en esta vida!
Unos, por poco valer,
por cuán baxos e abatidos
que los tienen;
otros que, por non tener,
con oficios non debidos
se mantienen.

XI

Los estados e riqueza,
que nos dexen a deshora
¿quién lo duda?,
non les pidamos firmeza.
pues que son duna señora;
que se muda,
que bienes son de Fortuna
que revuelven con su rueda
presurosa,
la cual non puede ser una
ni estar estable ni queda
en una cosa.

XII

Pero digo cacompañen
e lleguen fasta la fuessa
con su dueño:
por esso non nos engañen,
pues se va la vida apriessa
como sueño,
e los deleites dacá
son, en que nos deleitamos,
temporales,
e los tormentos dallá,
que por ellos esperamos,
eternales.

XIII

Los plazeres e dulçores
desta vida trabajada
que tenemos,
non son sino corredores,
e la muerte, la çelada
en que caemos.
Non mirando a nuestro daño,
corremos a rienda suelta
sin parar;
desque vemos el engaño
y queremos dar la vuelta
no hay lugar.

XIV

Esos reyes poderosos
que vemos por escripturas
ya passadas
con casos tristes, llorosos,
fueron sus buenas venturas
trastornadas;
assí, que no hay cosa fuerte,
que a papas y emperadores
e perlados,
assí los trata la muerte
como a los pobres pastores
de ganados.

XV

Dexemos a los troyanos,
que sus males non los vimos,
ni sus glorias;
dexemos a los romanos,
aunque oímos e leímos
sus hestorias;
non curemos de saber
lo daquel siglo passado
qué fue dello;
vengamos a lo dayer,
que también es olvidado
como aquello.

XVI

¿Qué se hizo el rey don Joan?
Los infantes dAragón
¿qué se hizieron?
¿Qué fue de tanto galán,
qué de tanta invinción
como truxeron?
¿Fueron sino devaneos,
qué fueron sino verduras
de las eras,
las justas e los torneos,
paramentos, bordaduras
e çimeras?

XVII

¿Qué se hizieron las damas,
sus tocados e vestidos,
sus olores?
¿Qué se hizieron las llamas
de los fuegos encendidos
damadores?
¿Qué se hizo aquel trovar,
las músicas acordadas
que tañían?
¿Qué se hizo aquel dançar,
aquellas ropas chapadas
que traían?

XVIII

Pues el otro, su heredero
don Anrique, ¡qué poderes
alcançaba!
¡Cuánd blando, cuánd halaguero
el mundo con sus plazeres
se le daba!
Mas verás cuánd enemigo,
cuánd contrario, cuánd cruel
se le mostró;
habiéndole sido amigo,
¡cuánd poco duró con él
lo que le dio!

XIX

Las dávidas desmedidas,
los edeficios reales
llenos doro,
las vaxillas tan fabridas
los enriques e reales
del tesoro,
los jaezes, los caballos
de sus gentes e atavíos
tan sobrados
¿dónde iremos a buscallos?;
¿qué fueron sino rocíos
de los prados?

XX

Pues su hermano el innocente
quen su vida sucesor
se llamó
¡qué corte tan excellente
tuvo, e cuánto grand señor
le siguió!
Mas, como fuesse mortal,
metióle la Muerte luego
en su fragua.
¡Oh jüicio divinal!,
cuando más ardía el fuego,
echaste agua.

XXI

Pues aquel grand Condestable,
maestre que conoscimos
tan privado,
non cumple que dél se hable,
mas sólo como lo vimos
degollado.
Sus infinitos tesoros,
sus villas e sus lugares,
su mandar,
¿qué le fueron sino lloros?,
¿qué fueron sino pesares
al dexar?

XXII

E los otros dos hermanos,
maestres tan prosperados
como reyes,
ca los grandes e medianos
truxieron tan sojuzgados
a sus leyes;
aquella prosperidad
quen tan alto fue subida
y ensalzada,
¿qué fue sino claridad
que cuando más encendida
fue amatada?

XXIII

Tantos duques excelentes,
tantos marqueses e condes
e varones
como vimos tan potentes,
dí, Muerte, ¿dó los escondes,
e traspones?
E las sus claras hazañas
que hizieron en las guerras
y en las pazes,
cuando tú, cruda, tensañas,
con tu fuerça, las atierras
e desfazes.

XXIV

Las huestes inumerables,
los pendones, estandartes
e banderas,
los castillos impugnables,
los muros e balüartes
e barreras,
la cava honda, chapada,
o cualquier otro reparo,
¿qué aprovecha?
Cuando tú vienes airada,
todo lo passas de claro
con tu flecha.

XXV

Aquel de buenos abrigo,
amado, por virtuoso,
de la gente,
el maestre don Rodrigo
Manrique, tanto famoso
e tan valiente;
sus hechos grandes e claros
non cumple que los alabe,
pues los vieron;
ni los quiero hazer caros,
pues quel mundo todo sabe
cuáles fueron.

XXVI

Amigo de sus amigos,
¡qué señor para criados
e parientes!
¡Qué enemigo denemigos!
¡Qué maestro desforçados
e valientes!
¡Qué seso para discretos!
¡Qué gracia para donosos!
¡Qué razón!
¡Qué benino a los sujetos!
¡A los bravos e dañosos,
qué león!

XXVII

En ventura, Octavïano;
Julio César en vencer
e batallar;
en la virtud, Africano;
Aníbal en el saber
e trabajar;
en la bondad, un Trajano;
Tito en liberalidad
con alegría;
en su braço, Aureliano;
Marco Atilio en la verdad
que prometía.

XXVIII

Antoño Pío en clemencia;
Marco Aurelio en igualdad
del semblante;
Adriano en la elocuencia;
Teodosio en humanidad
e buen talante.
Aurelio Alexandre fue
en desciplina e rigor
de la guerra;
un Constantino en la fe,
Camilo en el grand amor
de su tierra.

XXIX

Non dexó grandes tesoros,
ni alcançó muchas riquezas
ni vaxillas;
mas fizo guerra a los moros
ganando sus fortalezas
e sus villas;
y en las lides que venció,
cuántos moros e cavallos
se perdieron;
y en este oficio ganó
las rentas e los vasallos
que le dieron.

XXX

Pues por su honra y estado,
en otros tiempos passados
¿cómo shubo?
Quedando desamparado,
con hermanos e criados
se sostuvo.
Después que fechos famosos
fizo en esta misma guerra
que hazía,
fizo tratos tan honrosos
que le dieron aun más tierra
que tenía.

XXXI

Estas sus viejas hestorias
que con su braço pintó
en joventud,
con otras nuevas victorias
agora las renovó
en senectud.
Por su gran habilidad,
por méritos e ancianía
bien gastada,
alcançó la dignidad
de la grand Caballería
dell Espada.

XXXII

E sus villas e sus tierras,
ocupadas de tiranos
las halló;
mas por çercos e por guerras
e por fuerça de sus manos
las cobró.
Pues nuestro rey natural,
si de las obras que obró
fue servido,
dígalo el de Portogal,
y, en Castilla, quien siguió
su partido.

XXXIII

Después de puesta la vida
tantas vezes por su ley
al tablero;
después de tan bien servida
la corona de su rey
verdadero;
después de tanta hazaña
a que non puede bastar
cuenta cierta,
en la su villa dOcaña
vino la Muerte a llamar
a su puerta,

XXXIV

diziendo: "Buen caballero,
dexad el mundo engañoso
e su halago;
vuestro corazón dazero
muestre su esfuerço famoso
en este trago;
e pues de vida e salud
fezistes tan poca cuenta
por la fama;
esfuércese la virtud
para sofrir esta afruenta
que vos llama."

XXXV

"Non se vos haga tan amarga
la batalla temerosa
quesperáis,
pues otra vida más larga
de la fama glorïosa
acá dexáis.
Aunquesta vida dhonor
tampoco no es eternal
ni verdadera;
mas, con todo, es muy mejor
que la otra temporal,
peresçedera."

XXXVI

"El vivir ques perdurable
non se gana con estados
mundanales,
ni con vida delectable
donde moran los pecados
infernales;
mas los buenos religiosos
gánanlo con oraciones
e con lloros;
los caballeros famosos,
con trabajos e aflicciones
contra moros."

XXXVII

"E pues vos, claro varón,
tanta sangre derramastes
de paganos,
esperad el galardón
que en este mundo ganastes
por las manos;
e con esta confiança
e con la fe tan entera
que tenéis,
partid con buena esperança,
questotra vida tercera
ganaréis."

[Responde el Maestre:]

XXXVIII

"Non tengamos tiempo ya
en esta vida mesquina
por tal modo,
que mi voluntad está
conforme con la divina
para todo;
e consiento en mi morir
con voluntad plazentera,
clara e pura,
que querer hombre vivir
cuando Dios quiere que muera,
es locura."

[Del maestre a Jesús]

XXXIX

"Tú que, por nuestra maldad,
tomaste forma servil
e baxo nombre;
tú, que a tu divinidad
juntaste cosa tan vil
como es el hombre;
tú, que tan grandes tormentos
sofriste sin resistencia
en tu persona,
non por mis merescimientos,
mas por tu sola clemencia
me perdona".


XL

Assí, con tal entender,
todos sentidos humanos
conservados,
cercado de su mujer
y de sus hijos e hermanos
e criados,
dio el alma a quien gela dio
(el cual la ponga en el cielo
en su gloria),
que aunque la vida perdió,
dexónos harto consuelo
su memoria.
video

 
Recuerde el alma dormida, avive el seso e despierte contemplando cómo se passa la vida, cómo se viene la muerte tan callando; cuán presto se va el plazer, cómo, después de acordado, da dolor; cómo, a nuestro parescer, cualquiere tiempo passado fue mejor. III. Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, ques el morir; allí van los señoríos derechos a se acabar e consumir; allí los ríos caudales, allí los otros medianos e más chicos, allegados, son iguales los que viven por sus manos e los ricos. Las Coplas por la muerte de su padre, también citadas como Coplas a la muerte del maestro don Rodrigo o, simplemente, Las coplas de Jorge Manrique, son una elegía escrita por Jorge Manrique en la muerte de su padre, el Maestre de Santiago don Rodrigo Manrique. Escritas, al menos una parte, con posterioridad al 11 de noviembre de 1476, fecha de la muerte de don Rodrigo Manrique, constituye una de las obras capitales de la literatura española y, sin duda, el mejor poema lírico de la poesía medieval castellana. Esta obra pertenece al género poético de la elegía funeral medieval o planto y es una reflexión sobre la vida, la fama, la fortuna y la muerte con resignación cristiana. Se inspira en los precedentes clásicos y medievales del género y en el Eclesiastés, pero también contiene alusiones a la historia reciente de Castilla e incluso a sucesos en los que pudo estar presente el propio autor.



NO ME MUEVE MI DIOS PARA QUERERTE.ANÓNIMO DEL SIGLO XVI


ANÓNIMO DEL SIGLO XVI
 
CRISTO CRUCIFICADO .
VELÁZQUEZ .
 
No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

¡Tú me mueves, Señor!  Muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido;
muéveme ver tu cuerpo tan herido;
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muévenme en fin, tu amor, y en tal manera
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

LA CANCIÓN DEL PIRATA . JOSÉ DE ESPRONCEDA .

LA CANCIÓN DEL PIRATA . José de Espronceda .
 
LA CANCIÓN DEL PIRATA .
 

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, El Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

La luna en el mar riela
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Istambul:

Navega, velero mío
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Allá; muevan feroz guerra
ciegos reyes
por un palmo más de tierra;
que yo aquí; tengo por mío
cuanto abarca el mar bravío,
a quien nadie impuso leyes.

Y no hay playa,
sea cualquiera,
ni bandera
de esplendor,
que no sienta
mi derecho
y dé pechos mi valor.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

A la voz de "¡barco viene!"
es de ver
cómo vira y se previene
a todo trapo a escapar;
que yo soy el rey del mar,
y mi furia es de temer.

En las presas
yo divido
lo cogido
por igual;
sólo quiero
por riqueza
la belleza
sin rival.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena,
colgaré de alguna antena,
quizá; en su propio navío
Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo
del esclavo,
como un bravo,
sacudí.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

Son mi música mejor
aquilones,
el estrépito y temblor
de los cables sacudidos,
del negro mar los bramidos
y el rugir de mis cañones.

Y del trueno
al son violento,
y del viento
al rebramar,
yo me duermo
sosegado,
arrullado
por el mar.

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.

¿ QUÉ ES POESÍA . PARA QUÉ SIRVE LA POESÍA ? .


¿ QUÉ ES POESÍA ?


http://fcom.us.es/blogs/vazquezmedel/files/2009/01/rabindranath_tagore1.jpg

La poesía es el eco de la melodía del Universo en el corazón de los humanos .Rabindranath Tagore


 La poesía es un arma cargada de futuro. Gabriel Celaya

http://enathu.files.wordpress.com/2006/08/leonardo-sm.jpg
 
La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega.
Leonardo Da Vinci


 
La poesía es algo que anda en la calle. Federico García Lorca

http://amp-pr.org/antropico/wp-content/uploads/benedetti.jpg
 
La poesía es el género de la sinceridad última e irreversible. Mario Benedetti

http://www.yanezpolo.com/fototeca/100.jpg
 
¿ Qué es Poesía ?, dices mientras clavas en mi pupila tú pupila azul .
¡ Qué es poesía ! ... Y tú me lo preguntas .
Poesía eres tú . Gustavo Adolfo Bécquer

 




ODA A LA VIDA RETIRADA ... FRAY LUÍS DE LEÓN .
 
 
 
 
¿ PARA QUÉ SIRVE LA POESÍA ? .
 
Poesía para descubrir.
Poesía para cantar.
Poesía para contar.
Poesía para disfrutar con sus ritmos.
Poesía para escuchar.
Poesía para recitar.
Poesía para dramatizar.
Poesía para transformar.
Poesía para conocer y reconocer.
Poesía para imaginar.
Poesía para soñar.
Poesía para enredarse en las palabras.
Poesía para reír y sonreír.
Poesía para jugar.
Poesía para representar.
Poesía para dibujar.
Poesía para componer.
Poesía para leer en silencio y gozar
Poesía para AMAR ...

EL EMBARGO . JOSÉ MARÍA GABRIEL Y GALÁN .


EL EMBARGO . José María Gabriel y Galán .
 
JOSÉ MARÍA GABRIEL Y GALÁN .
 
Señol jues, pasi usté más alanti
y que entrin tos esos,
no le dé a usté ansia
no le dé a usté mieo...

Si venís antiayel a afligila
sos tumbo a la puerta. ¡Pero ya sha muerto!

¡Embargal, embargal los avíos,
que aquí no hay dinero:
lo he gastao en comías pa ella
y en boticas que no le sirvieron;
y eso que me quea,
porque no me dio tiempo a vendello,
ya me está sobrando,
ya me está gediendo!

Embargal esi sacho de pico,
y esas jocis clavás en el techo,
y esa segureja
y ese cacho e liendro...

¡Jerramientas, que no quedi una!
¿Ya pa qué las quiero?
Si tuviá que ganalo pa ella,
¡cualisquiá me quitaba a mí eso!
Pero ya no quio vel esi sacho,
ni esas jocis clavás en el techo,
ni esa segureja
ni ese cacho e liendro...

¡Pero a vel, señol jues: cuidaíto
si alguno de ésos
es osao de tocali a esa cama
ondi ella sha muerto:
la camita ondi yo la he querío
cuando dambos estábamos güenos;
la camita ondi yo la he cuidiau,
la camita ondi estuvo su cuerpo
cuatro mesis vivo
y una nochi muerto!

¡Señol jues: que nenguno sea osao
de tocali a esa cama ni un pelo,
porque aquí lo jinco
delanti usté mesmo!
Lleváisoslo todu,
todu, menus eso,
que esas mantas tienin
suol de su cuerpo...
¡y me güelin, me güelin a ella
ca ves que las güelo!...
 



Artículos anteriores en 18 de Junio, 2009

El Blog

Calendario

<<   Junio 2009  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog