19 de Mayo, 2009

LÓGICA FILOSÓFICA DE LA EXISTENCIA DE DIOS .

Por IGNACIOAL - 19 de Mayo, 2009, 22:04, Categoría: F I L O S O F í A .



LÓGICA FILOSÓFICA DE LA EXISTENCIA DE DIOS ...

Comprobando la Existencia de Dios Eterno ...

Comprobando la existencia de Dios eterno / Proving the existence of eternal God
9:54
Comprobando la existencia de Dios eterno / Proving the existence of eternal God



1- Todo lo finito y contingente tiene una causa .
 

-FINITO : Que tiene origen , límite y fin .

 

-CONTINGENTE : Que puede suceder o no suceder .

 

-CAUSA : Fundamento u origen de algo .

Principio productivo del efecto , o a la que hace o por quien se hace algo .

 

 

2- Ninguna causa puede crearse por si misma .

 

Hasta el momento no hay ninguna constatación

científica .

 

Por lo tanto ....

Todo es causado por otra cosa ....

 

Toda CAUSA ----------------> EFECTO

 

 

3- Una cadena de causas y efectos no puede ser eterna aunque puede ser infinita .

 

Tiene que tener necesariamente un punto de partida u origen .

 

Por lo tanto ...

 

4- Tiene que existir un principio o primera causa  generadora y no generada .

 

Pero entonces tiene que ser una causa no causada

 

 

5- Todo lo que tuvo un principio tuvo una causa que lo originó .

 

 

6- El Universo tuvo un principio .

 

Al menos los científicos hablan de un origen del universo . La Gran Explosión o Big - Bang .

No pudo existir siempre ( Entonces sería eterno ) . Desconocemos si tendrá final . No sabemos con certeza si es finito . Si tuvo origen no puede ser eterno .( Se especula que sus límites están a 15 mil millones de años luz . Si eso se confirmara científicamente , entonces el Universo sería finito ) .

 

7- El Universo tuvo un origen que lo causó ,

se inició de " algo "...

 

Nada puede surgir o nacer de la NADA .

Sólo lo logran algunas veces los ilusionistas con trucos .

 

8- Algo único , no causado , generador de causas y efectos .

 

Que también es ....

 

9- Algo autónomo , infinito y eterno .Siempre ha existido , existe y existirá .

 

INFINITO .- Tiene un comienzo pero no tiene fin . 

Su representación gráfica podría ser :

 

O-------------------------------------------------->

Punto origen                                      Sin final .

 

ETERNO.- No tiene principio ni tiene final .

Su representación gráfica podría ser :

 

<--------------------------------------------------->

Infinito                                                   Infinito                                                                                                              

                                                                                         

 

 

 

10- DIOS  es la " causa "primera y última del Universo y de todas las cosas . Es ETERNO .

 

Su representación gráfica podría ser :

 

<-------------------------O--------------------------->

Tiende                                                       Tiende

hacia infinito             ÉL                   hacia 

                            ETERNO             infinito

                     SIEMPRE

                           D I O S


Perspectiva "La formula de la existencia de Dios "
3:56

Un sacerdote demuestra con una fórmula matemática que Dios existe .
El religioso es un catedrático de filosofía especializado en matemáticas y metafísica. Según ha publicado el británico "Times", este antiguo amigo del Papa Juan Pablo II, ha logrado obtener el mayor premio académico por un trabajo que demuestra que las matemáticas son capaces de poner de manifiesto la existencia de Dios.



Un cura polaco ha logrado uno de los más prestigiosos premios académicos del mundo por demostrar científicamente la existencia de Dios. Michael Heller, de 72 años, ha obtenido más de un millón de euros del Premio Templeton de Nueva York por plantear a través de una fórmula matemática la existencia de Dios. ( El Premio Templeton tiene una dotación superior al Premio Nobel ) .

Su teoría se centra principalmente en plantear dudas sobre cómo percibimos la realidad. Heller señala que la ciencia no es sino un esfuerzo colectivo de la mente humana para leer la mente de Dios desde las preguntas que los hombres llevan formulándose desde hace siglos.


"Si preguntamos sobre la causa del universo deberíamos preguntar sobre la causa de las leyes matemáticas. Al hacerlo nos situamos en el gran plan maestro de Dios al pensar el Universo, ante las preguntas sobre la causalidad definitiva: ¿Por qué existe algo en vez de no existir nada?", el sacerdote polaco afirma que al preguntárnoslo, no estamos preguntando sobre una causa como otras cualquiera. "Estamos preguntando sobre la raíz de todas las causas posibles".

El trabajo del profesor Heller termina con la investigación de la teoría fundamental de la creación. Aunque no prueba feacientemente la existencia de Dios, su teoría ofrece pruebas de la posibilidad de que exista. "Si suponemos que el Universo nació en algún momento, podemos suponer que tiene un creador. Si el Universo es completo por sí mismo y carece de límite finito, es decir, no tiene ni principio ni fin, sino que simplemente "es", habrá que plantearse entonces el lugar que ocupa un posible creador.


" La única explicación sensata de todo lo que existe es Dios , porque las demas explicacioens por científicas que parezcan , suenan a absurdas y sin sentido " .

MICHAEL HELLER


http://www.saltpublishing.com/assets/authors/heller_michael.jpg

http://images.iop.org/objects/physicsweb/news/12/3/11/HellerPope.jpg

Propone un modelo teórico que responde a la idea de un Dios del que surge el espacio-tiempo .

http://www.tendencias21.net/Michael-Heller,-Premio-Templeton-2008-por-sus-investigaciones-sobre-el-Universo_a2153.html



Capítulo primero
La existencia de Dios

Artículo I
Posibilidad y necesidad de demostrar la existencia de Dios.

Para fijar el sentido de las palabras y evitar confusión de ideas, en este y los demás problemas relativos a la existencia de Dios, conviene tener presentes las siguientes

Nociones generales.

1ª Por la palabra Dios entendemos aquí un Ser Supremo que existe a se con existencia absolutamente necesaria, y del cual depende el conjunto o universalidad de los seres que no son él. Excusado es advertir que esta no es una definición real de Dios; pues, aparte de que ésta no es posible a la limitada inteligencia del hombre, si se habla de una definición adecuada, aun la imperfecta o inadecuada debe ser el resultado de la investigación relativa a su esencia y atributos. La noción anterior es, pues, una definición nominal, más bien que real.

2ª Ya se ha dicho en la lógica, que la demostración a priori consiste en demostrar el efecto por la causa, es decir, en demostrar la existencia, esencia o atributos de una cosa, tomando por medio para la demostración la causa real [301] de la cosa, y digo la causa real, causa essendi, porque no basta tomar como medio la causa de conocer aquella cosa, causa cognoscendi, que se intenta demostrar, pues en este sentido, toda demostración es per causam, sin excluir la demostración a posteriori, en la que la causa se demuestra por su efecto.

3ª Entre los adversarios más o menos directos de la posibilidad de demostrar la existencia de Dios, pueden enumerarse.

a) Los ateos especulativos o dogmáticos, que consideran la existencia de Dios como un error o hipótesis gratuita de los teístas.

b) Los ateos negativos, que coinciden con los positivistas contemporáneos, los cuales hacen profesión de ignorar si existe o no existe Dios, o mejor dicho, consideran esta investigación como inaccesible a la razón humana.

c) Los ateos prácticos, que admitiendo la existencia y realidad de Dios, la rechazan prácticamente, en cuanto que viven y obran como si no existiera realmente.

4ª Bajo otro punto de vista, destruyen o niegan la demostrabilidad de la existencia de Dios, además de Aylli y algunos otros antiguos, que sólo admitían una demostración imperfecta y de certeza moral para la existencia de Dios: 1º los tradicionalistas rígidos, que afirman que el conocimiento que poseemos acerca de Dios, es debido a una revelación divina y primitiva que llega hasta nosotros por conducto del lenguaje, sin que sea posible a la razón humana individual y abandonada a sus propias fuerzas, demostrar rigurosamente la existencia de Dios: 2º los sentimentalistas, es decir, los que consideran la noción de Dios como el resultado de una especie de instintos o sentido divino, más bien que como el efecto de un procedimiento racional y científico; pertenecen a esta escuela, entre otros, Jacobi, y hasta cierto punto el P. Gatry: 3º Kant y los que con él afirman que la razón humana se halla encerrada dentro de la realidad sensible, y aun ésta fenomenal, sin poder llegar a la posesión de los noumena, ni demostrar la realidad objetiva de los conceptos de la razón pura. [302]

5ª Por lo que hace a la necesidad de la demostración que nos ocupa, o la niegan, o al menos la debilitan su importancia, por un lado Descartes con la hipótesis de la idea innata de Dios, y por otro los ontologistas partidarios de la intuición primitiva e inmediata de Dios.

Dadas estas nociones, vamos a probar ahora que es posible demostrar a posteriori la existencia de Dios. Para esta demostración se necesitan y bastan tres condiciones: 1ª que existan realmente efectos de la causa cuya existencia se trata de demostrar: 2ª que estos efectos tengan conexión necesaria con la causa que por ellos se intenta demostrar: 3ª que tanto la realidad de los efectos, como su relación o conexión necesaria con la causa, se conozca evidentemente por la razón. Siendo, pues, indudable que estas tres condiciones se verifican en la demostración de la existencia de Dios por medio de sus efectos, lo es igualmente que esta demostración es, no solamente posible, sino hasta relativamente fácil a la razón humana. ¿Puede dudarse, en efecto, que existimos realmente nosotros, y que existen fuera de nosotros efectos reales, contingentes y finitos, y que estos efectos suponen necesariamente una causa primera de los mismos, y en el concepto de primera, necesaria, superior e independiente?

 

Tesis
La certeza absoluta y racional sobre la existencia de Dios, presupone y exige una demostración de ésta.

La certeza absoluta y racional con respecto a una verdad perteneciente al orden espiritual e inteligible, como es la existencia de Dios, objeto inmaterial, imperceptible a los sentidos y puramente inteligible, sólo puede obtenerse, o por evidencia inmediata, o por evidencia mediata. Verdades o proposiciones de evidencia inmediata son aquellas en las cuales basta percibir el significado obvio y como literal de los términos, para descubrir que el predicado pertenece a la esencia del sujeto, como sucede en los axiomas o primeros principios. ¿Pertenece a esta clase la proposición: Dios existe? [303] No: porque la razón humana no descubre instantáneamente, ni ve con claridad la verdad de semejante proposición, como descubre la de la proposición el todo es mayor que la parte. Luego la razón humana no llega a la posesión cierta y racional de la verdad de esta proposición, sino por medio de una demostración más o menos fácil. La razón filosófica de lo que se acaba de decir es que nosotros no conocemos la esencia de Dios, quia nos non scimus de Deo quid est, dice santo Tomás, y sólo poseemos una noción muy imperfecta de su esencia, antes de realizar las investigaciones científicas que nos descubren algunos de sus atributos. De aquí es que aunque, en realidad, la existencia actual pertenece a la esencia de Dios, y bajo este punto de vista la proposición Dios existe, es per se nota en sí misma, en su realidad objetiva, quoad se, no lo es quoad nos, para nosotros, es decir, para la razón humana, considerada en su estado ordinario en la generalidad de los hombres, y aun por parte de los hombres de ciencia, en el momento anterior a la constitución y desarrollo de ésta.

He aquí ahora algunos corolarios de la doctrina que se acaba de exponer, los cuales pueden servir para responder a las objeciones principales que en esta materia suelen proponerse.

1º Los efectos son posteriores respecto de Dios, considerados en su existencia, pero son anteriores en el orden de conocimiento, quoad nos; porque lo primero que percibimos, ya con los sentidos, ya con la inteligencia, son las cosas sensibles que nos rodean y los fenómenos que en nosotros mismos se verifican.

2º Lo mismo puede decirse de la cognoscibilidad de los efectos con relación a Dios, que es su causa: Dios, considerado en sí mismo, quoad se, posee mayor aptitud para ser conocido, mayor inteligibilidad que sus efectos materiales y sensibles; porque la inteligibilidad de un objeto está en relación y proporción con la inmaterialidad y la perfección de ser el mismo, de manera que cuanto el objeto está más apartado de las condiciones de la materia de su potencialidad e [304] imperfección; cuanto mayor es su actualidad y cuanto más tiene de ser, tanto es más inteligible de su naturaleza. Empero, atendida por una parte la imperfección y límites de la razón humana, y en atención por otra, a que el origen de nuestros conocimientos actuales son los sentidos, cuyo propio objeto son las cosas materiales y sensibles, es lo cierto que Dios es menos cognoscible o inteligible quoad nos que sus efectos. Y bajo este punto de vista, podemos y debemos decir, que los efectos o seres creados que constituyen las premisas para demostrar la existencia de Dios, son notiores, son más conocidos, más claros, más evidentes, que su causa, que es Dios, así como decimos que aunque son posteriores a Dios y dependientes de él en cuanto a la existencia, son primero que Dios y causa de él, en el orden subjetivo o de conocimiento, según que nosotros, primero conocemos los efectos y fenómenos finitos, que a Dios que es su causa, y su conocimiento es causa o nos conduce al conocimiento de su autor.

3º Como algunos filósofos pretenden negar la posibilidad de la demostración de la existencia de Dios, fundándose en que Dios es la primera verdad, y la primera verdad no puede demostrarse so pena de proceder in infinitum, bueno será tener presente, que todo ese aparato de objeción se disipa con una sola palabra, distinguiendo la verdad in essendo, de la verdad in cognoscendo. Dios es la primera verdad in essendo, porque es la Verdad infinita, el Ser verdaderamente tal, el origen y el ejemplar de toda verdad finita, el objeto que tiene no sólo ecuación de conformidad, sino hasta de identidad con el entendimiento, pero no es la primera verdad in cognoscendo para el hombre; porque ésta es el principio de contradicción, o si se quiere, los primeros principios o proposiciones de evidencia inmediata. De la primera verdad en este sentido, de la primera verdad in cognoscendo, es de la que se dice y en la que tiene lugar la afirmación de que la primera verdad es indemostrable. [305]

Artículo II
Demostración de la existencia de Dios.

Establecida la posibilidad y necesidad de demostrar la existencia de Dios, vamos a probar ahora que Dios existe realmente, reasumiendo las varias demostraciones que aducirse pueden, en la triple demostración perteneciente al orden metafísico, al físico y al moral.

Para facilitar su inteligencia conviene tener presente:

1º Que en el ser absolutamente necesario no se distinguen, o al menos se enlazan necesariamente, la posibilidad de existir y el acto de existir; porque en tanto una cosa se dice necesaria, en sentido absoluto e incondicional, en cuanto que la existencia actual pertenece a su esencia y se identifica con ella.

2º Que cuando se dice que Dios es un ente no producido y a se, no se quiere significar que Dios se produzca o sea causa de sí mismo, sino la negación de toda causa eficiente, y que existe por una necesidad absoluta y formal de su naturaleza. En términos de escuela: cuando se dice que Dios es ens a se, se entiende esto formaliter o negative, pero no effective.

3º Que toda limitación de un ser, supone alguna causa interna o externa de la misma. De donde se infiere que el ente absolutamente necesario excluye toda limitación; porque siendo improducido y a se, no puede ser limitado por otro fuera de sí, en cuanto a su esencia, de manera que ésta incluye necesariamente toda la realidad posible, todo lo que puede haber en una esencia, y por consiguiente es infinito en su ser por necesidad de su esencia y de su modo de existir.

He aquí ahora las tres demostraciones indicadas. [306]

A) Demostración metafísica.

La razón y la experiencia nos revela a cada paso seres que comienzan a existir de nuevo, seres que dejan de existir después de un tiempo dado, seres que, atendida su naturaleza, pueden existir o no existir, y que si existen es porque reciben el ser de alguna causa, lo cual vale tanto como decir que a la luz de la razón y de la experiencia, es indudable que existen seres contingentes y producidos: luego es necesario que exista algún ser necesario y no producido. La legitimidad de esta deducción se prueba, porque el ser contingente, como contingente, envuelve en su concepto la posibilidad y hasta la indiferencia para existir o no existir, y el ser producido, en cuanto producido, supone y exige un ser producente, a no ser que digamos que una cosa puede producirse a sí misma, y ser causa eficiente antes de existir. Ahora bien: el ser o la cosa que determinó el ser contingente y producido A a existir, o existe por sí mismo y por necesidad absoluta de su naturaleza, o recibió el ser de otra causa anterior y superior. Si lo primero, ya tenemos un ser que existe por necesidad de su naturaleza, y por consiguiente a se, independiente de todo ser, y no producido, que es precisamente lo que entendemos en general por Dios. Si lo segundo, o es necesario proceder in infinitum en la serie de causas, o es preciso llegar finalmente a una suprema y primera, en la que se verifiquen los atributos o predicados indicados. Es así que una serie infinita de causas es inadmisible: 1º porque implica contradicción un número actualmente infinito, como se probó en la cosmología: 2º porque, aun admitida esta serie infinita de causas, no podría explicarse por ella la existencia o producción del efecto A, puesto que para llegar hasta él, fue necesario pasar por una serie infinita, y por consiguiente interminable, toda vez que lo que es infinito no puede pasarse nunca, y como decían los Escolásticos infinitum pertransiri non potest. Esto sin contar que en semejante hipótesis, la serie infinita que precede la existencia y producción del efecto A, que comienza hoy, es mayor que la serie que precedió a la existencia y producción del efecto B, producido hace mil [307] años. Tendremos, pues, dos series infinitas, y, sin embargo, la una mayor que la otra, contradicción palpable para la razón más vulgar.

B) Demostración del orden físico.

Presupuesta, en virtud de la demostración anterior, la necesidad de una causa primera, suprema, independiente y no producida del mundo, o de los seres contingentes, mudables y finitos que encierra, el orden admirable que entre estos seres existe, las leyes constantes que rigen su conservación y movimientos, la relación y proporción de los medios con los fines, el enlace y subordinación de las causas y efectos, y últimamente la existencia del hombre dotado de inteligencia y libertad, persuaden a la razón más rebelde que la causa suprema y primitiva del mundo, debe ser una inteligencia y una inteligencia muy superior a la del hombre, y tan perfecta como poderosa.

En resumen: el mundo que exige un poder infinito por parte de su origen ex nihilo, único origen racional que puede asignársele, exige, supone y revela a la vez, una razón infinita, a no ser que digamos con los modernos positivistas, aventajados discípulos y restauradores de la doctrina de Empédocles, Leucipo, Demócrito, Epicuro y demás ateos y materialistas de las antiguas escuelas, que el mundo y todos sus seres, así como el orden, conexión y armonía que en ellos se observan, son lisa y llanamente el resultado de una feliz casualidad, a beneficio de la cual comenzó a existir el mundo actual con su orden y seres presentes, merced a choques y movimientos fortuitos de la materia y de sus fuerzas ciegas y necesarias, ni más ni menos que las obras de san Agustín, pueden resultar compuestas y ordenadas, arrojando al aire y moviendo violentamente y al acaso algunas arrobas de caracteres de imprenta.

Que en la infancia, por decirlo así, de la filosofía; que durante sus primeros pasos, y cuando estaba privada de la luz que la idea cristiana irradia sobre la razón humana, hubiera filósofos que profesaran semejantes absurdos, todavía [308] se concibe, siquiera con dificultad; pero que en el siglo que se llama a sí mismo el siglo de las luces; que en medio de una Europa tan orgullosa de su civilización y de su saber; que viviendo en una atmósfera literaria en la cual la idea científica se halla rodeada y como compenetrada por la idea cristiana, haya hombres que no solamente se llamen filósofos, sino que pretendan regenerar y fundar la verdadera filosofía, desenterrando los absurdos de Epicuro y Lucrecio, y las caducas teorías de la antigua escuela jónica, cosa es que apenas alcanzamos a comprender, y que demuestran una vez más la impotencia y los extravíos a que es arrastrada la razón humana abandonada a sus propias fuerzas, y sobre todo, cuando en su orgullo satánico se esfuerza en cerrar los ojos a la luz que se desprenden en vivos fulgores de la revelación divina y de la idea católica.

C) Demostración o argumento moral.

Si lo que la lógica llama criterio de sentido común tiene valor real y científico, es indudable que la existencia de Dios, es una verdad inconcusa; porque ninguna de las que suelen apellidarse verdades de sentido común, reúne con tanta exactitud las condiciones de este criterio. Los ignorantes, las naciones civilizadas y los pueblos salvajes, los paganos y los cristianos, durante los períodos primitivos de la historia, como en los siglos medios y modernos, la humanidad toda, por decirlo de una vez, afirma y reconoce la existencia de Dios como ser superior al hombre y a los seres que le rodean, siquiera al determinar su naturaleza y atributos, incurra en errores más o menos notables.

Añádase a esto:

a) Que la razón y la ciencia apoyan y confirman esta existencia.

b) Que el reconocimiento de esta verdad, tiende a contrariar las inclinaciones y propensiones del hombre a los vicios y pasiones, lejos de serles favorable.

c) Que esta verdad se sostiene hasta en medio de las tribus cuya barbarie los acerca a los irracionales, y hasta en medio de las naciones, pueblos y clases, en que la inmoralidad [309] más profunda y universal, tienden de su naturaleza a borrar la idea de Dios.

d) Que se conserva y persevera en la razón y conciencia universal de la humanidad, no solo a pesar de las extravagancias de todo género que mancharon y manchan el politeísmo, sino a pesar también de ciertas objeciones aparentes y obvias, que tienden a persuadir lo contrario a la razón débil e inculta de la generalidad de los hombres, como es por ejemplo, la prosperidad y abundancia de los malos, al lado de las miserias e infortunios que rodean con frecuencia al justo.

Es, pues, indudable a los ojos de la sana razón, si se tienen en cuenta las reflexiones y condiciones indicadas, que la existencia de Dios es una de aquellas verdades, cuya evidencia arrastra y determina enérgicamente el asenso de la razón humana, siquiera ésta, no siempre, ni en todos los hombres, sepa darse cuenta explícita a sí misma, ni posea la concepción científica y refleja del origen y fundamento de semejante asenso.

Excusado es advertir, que existen otras demostraciones de la existencia de Dios no menos eficaces y concluyentes, demostraciones que la naturaleza y condiciones de esta obra no nos permiten aducir, y que hacen de la existencia de Dios una de las verdades más evidentes e inconcusas de la ciencia.

Debemos consignar, sin embargo, que no incluimos en estas demostraciones lo que se llama el argumento ontológico, y esto por dos razones principalmente: 1ª porque consideramos inútil y hasta imprudente echar mano de una demostración, cuyo valor y legitimidad son problemáticos para muchos teólogos y filósofos, teniendo a la mano otras demostraciones sencillas, evidentes y admitidas por todos: 2ª porque tenemos por más probable que el argumento ontológico envuelve un sofisma en lugar de una demostración. Es cierto que la existencia física y real es una perfección positiva: es cierto también que un ser no será perfectísimo si no tiene existencia real; pero también es cierto que yo puedo [310] concebir un ser perfectísimo y por consiguiente, como existente, sin que por eso este ser exista realmente; porque mi concepción no es la medida, ni la causa de la existencia real del objeto concebido. Esta sencilla reflexión basta para probar que en el argumento ontológico se pasa al orden ideal al real, y por consiguiente, que envuelve un verdadero sofisma (1).

{(1) Por lo demás, Descartes ni siquiera tiene el mérito de la originalidad con respecto a esta pretendida demostración ontológica, con la cual tanto ruido metieron él y sus discípulos; pues algunos siglos antes le había presentado ya san Anselmo en los siguientes términos: «Certe, id quo majus cogitari nequit, non potest esse in intellectu solo: si enim vel in solo intellectu est, potest cogitari esse et in re, quod majus est. Si ergo id quo majus cogitari non potest, est in solo intellectu, ic ipsum quo majus cogitari non potest; sed certe hoc esse non potest. Existit ergo pro culdubio aliquid, quo majus cogitari non valet, et in intellectu, et in re.» Proslog., cap. 2º.
Por su parte santo Tomás, descubrió y llamó ya la atención sobre el sofisma que encierra esta argumentación, a la cual contesta en los siguientes términos: «Dato etiam, quod quilibet hoc nomine. Deus, significari hoc quod dicitur, scilicet, illud quo majus cogitari non potest, non tamen propter hoc sequitur, quod intelligat, id quod significatur per nomen, esse in rerum natura, sed in apprehensione intellectus tantum. Nec potest arqui quod sit in re, nisi daretur, quod sit in re aliquid quo majus cogitari non potest; quod non est datum a ponentibus Deum non esse.» Sum. Theol., 1º P. cuest. 2ª, art. I, ad. 2.}

De lo dicho en este artículo y en el anterior, se desprenden los siguientes

Corolarios

1º Es imposible, o al menos, muy difícil, que se dé ignorancia negativa, ni invencible de la existencia de Dios; porque es imposible que a un hombre en el uso de su razón, no le ocurra alguno de los varios y fáciles argumentos que prueban la existencia de Dios; y esto tiene lugar, aun tratándose de un hombre aislado y de pueblos salvajes. Que si se trata de hombres que viven en una sociedad civilizada, y sobre todo cristiana, es absolutamente imposible, salvo el caso de [311] circunstancias muy excepcionales y rarísimas, que haya ninguno que no conozca, o al menos dude de la existencia de Dios.

2º Con mayor razón es, o imposible, o sumamente difícil que existan ateos especulativos o dogmáticos. Porque es imposible moralmente que un hombre en posesión de cierto grado de desarrollo de la razón y de la ciencia, cuales son los que hacen profesión de ateísmo, no reconozca el valor científico que encierran las demostraciones y pruebas sobre la existencia de Dios, o que por lo menos no abrigue dudas sobre esto. No carece de fundamento, por lo tanto, la opinión de los que niegan que hayan existido y puedan existir verdaderos ateos teóricos o dogmáticos.

3º Más fácil es la existencia de ciertos ateos que pudiéramos llamar indirectos, es decir, aquellos que atribuyen a Dios alguna cosa incompatible con la verdadera Divinidad, o que le niegan algún atributo que lleva consigo, en buena lógica, la negación de la esencia divina. En este sentido, son ateos los que niegan la creación o la Providencia, los politeístas que admiten la pluralidad de dioses, y, por regla general, los panteístas que identifican a Dios con el mundo.

4º Luego Dios posee una inteligencia suma, y una sabiduría suma, porque sólo así se comprende el orden admirable, el conjunto armónico y las leyes tan constantes como eficaces y poderosas, que resplandecen en el mundo.

5º Luego Dios es un ser perfectísimo, y por consiguiente absoluto e infinito: porque siendo, como es, un ser que existe a se, independientemente de otro, no producido y absolutamente necesario, excluye toda causa de limitación y finidad, y en virtud de la necesidad y condición absoluta de su esencia, posee todas las perfecciones posibles. [312]

Objeciones

Obj. 1ª Una cosa necesaria no puede demostrarse sino por algo que sea necesario; es así que los seres que observamos en el mundo que nos rodea, no son necesarios: luego no pueden servir de premisas para demostrar la existencia necesaria de Dios.

Resp. Dist. la menor. Los seres del mundo no son necesarios en cuanto a su existencia, pero sí son necesarios en cuanto a la relación y conexión con su primera causa. Dada la libertad de la creación por parte de Dios, la existencia del mundo y de los seres que le componen, no es necesaria con necesidad absoluta, sino con necesidad hipotética, en fuerza del decreto de Dios sobre la creación, puesto que pudo Dios no sacarlos de la nada. Empero, dada su existencia de hecho, es absolutamente necesario que hayan recibido esta existencia de alguna causa, y bajo este punto de vista, los seres contingentes tienen algo de necesario, porque, y en cuanto tienen conexión y dependencia necesaria de Dios.

Obj. 2ª Para la producción de un efecto contingente y finito basta una causa contingente y finita: luego la existencia de seres contingentes y finitos, no puede demostrar la existencia de Dios como ser necesario y causa infinita.

Resp. Aunque un ser contingente y finito sólo pide una causa contingente y finita, si se trata de su causa inmediata e inadecuada, exige una causa necesaria e infinita, si se trata de su causa inmediata e inadecuada, exige una causa necesaria e infinita, si se trata de la causa primitiva y adecuada. La causa contingente A puede producir el efecto B, pero la existencia y acción de ésta causa presupone la existencia de una causa primera que no reciba el ser de otra, y por consiguiente que existe necesariamente por sí misma. Igualmente, el efecto B, en cuanto es tal efecto determinado, procede de tal causa finita, pero en cuanto envuelve la razón de ser, de realidad, de entidad, envuelve en su concepto el tránsito originario y primitivo del no ser al ser, y en este concepto exige y supone una causa infinita; porque ninguna causa finita produce todo lo que hay en el efecto, sino que supone siempre una [313] materia, o sujeto que recibe la acción. Por eso enseña santo Tomás que en todo efecto de las causas segundas, la razón de ser, el esse, corresponde a la acción y causalidad de Dios como causa primera, universalísima, infinita y creadora.

Obj. 3ª No es imposible una colección que sea necesaria y no producida como colección, aunque cada uno de los seres que la componen sea contingente y producido: por consiguiente, de la existencia de éstos, no se infiere necesariamente la existencia de un ser necesario y no producido, distinto de la colección. Y esto se corrobora y confirma, porque a un ser colectivo puede convenir un predicado que no conviene a cada una de sus partes: una colección de mil hombres puede mover una piedra, que no puede ser movida, sin embargo, por cada uno de los que entran en la colección.

Resp. Decir que una colección de seres contingentes puede ser necesario, es lo mismo que decir que muchas negaciones pueden producir una afirmación, o muchos cuerpos un espíritu. Por grande que se suponga una colección de seres, desde el momento que admitimos que cada uno de estos, sin excepción, es contingente y necesita recibir la existencia de otro, es preciso, o admitir una serie infinita en la colección, lo cual tampoco explicaría las existencias contingentes, además de implicar contradicción, o admitir un ser distinto de la colección, anterior y superior a ella, que contenga la razón suficiente de la existencia de ésta. Ni se oponen a esto la confirmación y el ejemplo que se citan, porque se trata de predicados ejusdem generis o del mismo orden, y, sobre todo, se trata de fuerzas físicas y materiales, capaces de ser adicionadas y sumadas, y no de predicados o atributos contradictorios, como aquí. Entre la fuerza de un individuo, capaz de mover una parte de la piedra B, y la fuerza reunida de mil individuos, hay una distancia determinada, pero no hay contradicción, ni distancia infinita, como la hay entre la contingencia y la necesidad, la producción y la no producción, cosas que envuelven oposición entere el ser y no ser.

Obj. 4ª No repugna una serie infinita de causas, y por consiguiente no es necesario llegar a una primera. Además [314] es posible una serie infinita de causas a parte post, o sea una serie de causas sin una última: luego también lo será una serie sin primera.

Resp. Ya se ha demostrado, tanto en la cosmología, como en las pruebas de la existencia de Dios, que implica contradicción una serie o multitud actualmente infinita, y se ha visto también que, admitida esta hipótesis, no podría realizarse la producción y existencia actual de un efecto, porque para ello sería necesario haber pasado lo infinito, como si dijéramos, lo imposible; y el efecto A sería el término presente y el fin de un infinito.

Los positivistas modernos, para evitar el absurdo de tener que admitir números infinitos mayores unos que otros, suelen decir que la serie de las plantas y de los animales y del hombre no forman series distintas, sino una serie única, considerando los hombres como un desarrollo de los animales, a éstos como el desarrollo de las plantas, éstas de los minerales, &c., pero ni aun con esta hipótesis materialista consiguen su propósito; porque siempre será verdad que el número de las hojas de los árboles, y sobre todo el número de los brazos o de los cabellos del hombre, es mayor que el número de éstos, aun incluyendo en la escala humana los seres inferiores como partes de la misma. Esto sin contar que la serie infinita de causas y efectos, tropieza por todas partes con absurdos que sólo puede devorar la razón, o mejor dicho, la palabra de los materialistas.

Ni se opone a esto la posibilidad de una serie de causas sin alguna última; porque esto solo prueba la posibilidad de una serie no infinita actualmente, sino simplemente indefinida, y, sobre todo, exige y supone necesariamente una causa primera.

Obj. 5ª El orden que resplandece en el mundo tiene su causa y razón suficiente en las fuerzas y leyes de la misma naturaleza, y por consiguiente no demuestra la existencia de Dios, como ser de suma inteligencia y sabiduría.

Resp. Las leyes y fuerzas de la naturaleza contienen la causa próxima y la razón suficiente inmediata e hipotética del [315] orden y conservación del universo, pero no la causa primera ni la razón suficiente a priori y absoluta; porque las fuerzas y leyes que regula la producción de los efectos contingentes y sus relaciones, no pueden poseer una necesidad superior a la que corresponde a los seres en los cuales se hallan. Por otra parte, estas leyes y fuerzas, además de ser absolutamente contingentes en sí mismas, existen en los mismos seres, y no tienen una realidad o existencia abstracta y separata de estos fuera de Dios: luego suponen un primer principio y una primera causa eficiente, lo mismo que los seres contingentes y producidos que obran por medio de ellas.

Obj. 6ª Hay en el mundo muchos seres y fenómenos inútiles y nocivos, a los cuales no podemos señalar fines convenientes, como los infusorios, muchos insectos, los rayos que destruyen árboles, o desmenuzan rocas, las lluvias que caen en los arenales, con mil otros fenómenos análogos que indican que el mundo es más bien la obra del acaso que de una inteligencia superior.

Resp. Esta objeción sólo tendría fuerza en la hipótesis de que el hombre poseyera un conocimiento perfecto y adecuado del mundo, de todas y cada una de sus partes, y de todas las fuerzas, leyes y relaciones, que entre estas y en estas existen, hipótesis que dista mucho de ser una realidad, y esto es lo único que de la objeción se deduce legítimamente. Empero, nuestra ignorancia acerca de los fines especiales de algunos seres, no prueba que no existan estos fines, o que no sean conocidos y fijados por Dios. Para la legitimidad y valor científico de la demostración a que se refiere la objeción, basta que conozcamos, como conocemos, por la razón y la experiencia, el orden y armonía general del mundo, y los fines especiales de muchos de los seres que encierra, junto con el presentimiento racional de otros, por más que no los conozcamos todos con claridad y certeza.

http://www.filosofia.org/zgo/zgfe2.htm

Zeferino González
Filosofía elemental

http://www.filosofia.org/zgo/index.htm

Cardenal Zeferino González
1831-1894

 

Zeferino González Diaz de Tuñón OP 1831-1894

http://www.filosofia.org/ave/001/a135.htm

Ceferino González y Díaz Tuñón

   

(Nicolás de Villoria, 1831-Madrid, 1894) Prelado y filósofo español. Dominico (1844), estudió y enseñó teología (1859-1866) en Manila. De nuevo en España, fue nombrado obispo de Córdoba (1875), cardenal (1883) y arzobispo de Toledo (1885). Fue un notable defensor de las tesis tomistas en la España del s. XIX (Estudios sobre la filosofía de santo Tomás, 1864).

¿ Acaso no se ocupa la Filosofía de investigar la existencia de DIOS ? ...

LA MARIPOSA DISECADA

"La existencia de Dios puede ser negada científicamente, pero lógicamente no"

 

            Cierta vez me encontraba muy orgulloso rodeado de una pléyade de personalidades con motivo de participar en una conferencia de filosofía, que se llevaba a cabo en mi Alma Mater. Al finalizar la intervención del orador principal, me dispuse a realizar un intercambio intelectual, directo, "face to face" con algunos de los profesores que permanecían en el recinto, debido a que afuera estaba cayendo un fuerte aguacero. Aprovechando la ocasión me dispuse a hacer una pregunta, para mí esencial pero, justo cuando esperaba la respuesta, ¡zás! se fue la luz y quedamos todos sumergidos en una total oscuridad. Fue un largo apagón, pero la respuesta que recibí de una voz que provenía de la oscuridad fue muy breve, demasiado breve, diría yo. La pregunta fue ¿Acaso no se ocupa la filosofía de investigar la existencia de Dios? La respuesta fue un rotundo, seco y castrante ¡No!

            Es en este tipo de ocasiones, en las que me ha tocado interactuar con personas que poseen un alto nivel de conocimientos y de formación intelectual, me viene a la memoria la razón por la cual, el filósofo y matemático; "Renato Descartes", decidió desarrollar su propio método para encontrar  el verdadero conocimiento, o por lo menos conocimiento "confiable". Resulta que; a pesar de ser  él; lo que se consideraba un "Docto" para su época,  pensaba que todo el saber que las universidades le habían proporcionado durante sus estudios, no le servían de nada, que estos estaban plagados de errores y por lo tanto el dudaba de todo lo que le habían enseñado sus profesores. Por esta razón se dispuso entonces a comenzar de nuevo, construyendo un sistema de conocimientos evidentes y verdaderos a partir de una primera intuición indubitable, y esta era que; …"él existía debido a que estaba pensando". Siguiendo el ejemplo de mi admirado mentor, me dispuse a dudar de la lacónica respuesta que me lanzó el académico compañero, desde la profundidad de las sombras.

Me armé de valor y me dispuse a contradecir a esa voz que provenía de la oscuridad repreguntando ¿Qué estudia entonces la filosofía? ¿No  han salido casi todas las ciencias del seno de la filosofía? ¿No es acaso "La Ontología una de las que  aún queda? ¿No estudia esta ciencia la naturaleza del Ser?¿Y "la Metafísica", no es acaso el estudio de lo que está más allá de lo físico, es decir el "Mundo espiritual"?   -"Lo que sucede es que ahora…- me interrumpió la misma voz  - …no buscamos saber si Dios existe o no".

            Realmente me pareció totalmente insatisfactorio que los responsables de propagar el conocimiento, nieguen olímpicamente la posibilidad de la existencia de Dios. Científicamente se admite esa actitud, pero es inaceptable dentro del estudio de la filosofía. Lo cierto es; que la idea de Dios quedó establecida y "fijada" por Parménides en la conciencia humana desde hace más de 2.500 años, al igual que  …"Una mariposa atravesada por un alfiler"  con su famosa frase "El Ser es y el no-Ser no es", es decir:

 

        "Dios existe" por que la  "no-existencia" es imposible.

           La idea de la no existencia de Dios es la verdadera razón para defender, sin tener evidencia científica, a la "Teoría de la evolución", ya que esta le confiere un supuesto basamento científico al materialismo, fundamento filosófico del comunismo mundial, esta es la razón por la cual el pensamiento marxista montó a Darwin en su autobus de la historia sin cobrarle el pasaje.

Miguel A. Schmucke



SEMANA SANTA EN SEVILLA

Por IGNACIOAL - 19 de Mayo, 2009, 21:56, Categoría: SEMANA SANTA EN SEVILLA .



SEMANA SANTA EN SEVILLA. Semana de Plenilunio.

Aromas de Incienso y azahar , Jesús y María pasean por sus calles ...

 

Cantando una "saeta".       Joven ataviada con la mantilla t�pica del Jueves Santo.         Costaleros preparados para entrar bajo el paso. 

SAETA                      MANTILLA         COSTALEROS

 

 

 

 

Costaleros preparados para entrar bajo el paso.

Capataz dando �rdenes a los costaleros que ya est�n preparados bajo el paso.    Llamador dorado con forma de monumento.  Nazarenos prepar�ndose para iniciar la procesi�n. Hermandad de San Esteban.

CAPATAZ                          LLAMADOR                   NAZARENOS                                                                 CAPATAZzarenos preparándose para iniciar la procesión. Hermandad de San Esteban. APATAZlamador dorado con forma de monumento.

 
En la Semana Santa sevillana se dan unos ingredientes que trataré de reflejar .
Independientemente de creencias , el ARTE  ES ARTE por si mismo y en Sevilla el arte está reflejado generosamente en su Semana Santa amalgamado con la fe y la tradición , el sentir de un pueblo se expresa con emoción .
En cada esquina en cada rincón se percibe el aroma del azahar , de la cera iluminada y del incienso , que se mezclan en primavera a partes iguales , con la complicidad de la noche y del plenilunio .
Para entenderlo en toda su plenitud hay que vivirla paseando por sus calles y apretandose con sus gentes . Oyento el canto sentido de una saeta o escuchando el son de un campanillero , mientras las imágens talladas de Cristo y la Virgen María se mecen entre la gente de muy diversas procedencias .
Para mí , Sevilla en semana Santa es ..... :
 
1-AROMA DE INCIENSO Y AZAHAR .
2-TRADICIÓN Y FÉ .
3-POESÍA .
4-EMOCIÓN E ILUSIÓN .
5-ESFUERZO Y SACRIFICIO .
6-PENITENCIA .
7-BELLEZA Y DOLOR .
8-MERCED .
9-SOLEDAD .
10-PAZ.
11-CONSUELO .
12-RESIGNACIÓN .
13-PASIÓN .
14-ESPERANZA .
15-AMOR . 
16-PERDÓN .
17-PIEDAD .
18-MISERICORDIA .
19-MUERTE .
20-RESURRECCIÓN .
 
 
 
Procesiones , pasos, explicaciones de Hermandades , videos , música ....
Viernes  
 
img232/3138/niaentrenazarenosjanvanho5.jpg
 




Hemos hecho un cambio para mejorar el aspecto de tus miniaturas. Aplicar la actualización

LA BOCHORNOSA CESIÓN DE ZP A ETA .

Por IGNACIOAL - 19 de Mayo, 2009, 21:53, Categoría: C R Í T I C A .



LA BOCHORNOSA CESIÓN DE ZP A ETA .

¿ Quién habla ? :
      
JAVIER NART
PEÑALVER.
JAVIER NART: la bochornosa cesi�n de Zapatero a ETA 
" No se conoce en la historia del derecho penitenciario español un caso como el de Juana Chaos . ¡ No se conoce ! , y es un caso único , que es parte del pacto de crear puntos de escape a la válvula de compresión que sifgnifica la presión de ETA , para que no le reviente al gobierno en la cara . ¡ Siguen en los contactos ! .
Yo le preguntaría al Gobierno una última cosa :
¿Oígame dónde está el verificador que tan mal verificó el proceso llamado de paz , con esa palabreja infame , PROCESO DE PAZ ? . ¿Qué responsabilidades se le han pedido ? . ¿ Cuáles son los criterios que tenía ? ... Porque del famoso verificador  que verificó lo inverificable , osea una situación de paz que no existía de ninguna de las maneras . El espectáculo es tan bochornoso , que el Gobierno al día siguiente de que roban 250 pistolas , va al Parlamento Europeo y lo parte por la mitad . Es el primer caso en el que el Parlamento Europeo queda partido en dos en un acto estratégico que es una situación de pacificación en un país .
Este Gobierno es un gobierno extremádamente frívolo , que tiene como objeto su supervivencia y mucho más importante que el Sr. Zapatero , somos todos nosotros que somos los españoles , muchísimo más " .  
¿ De quién hablamos ? :
IÑAKI DE JUANA CHAOS . TERRORISTA Y ASESINO PROFESIONAL.

¿ QUIÉNES NOS GOBIERNAN ? ....

Por IGNACIOAL - 19 de Mayo, 2009, 21:51, Categoría: C R Í T I C A .



¿QUIÉNES NOS GOBIERNAN ?...

El Gato al agua- intereconomia.com (Javier Nart y Vidal Quadras) - Magdalena Álvarez "su capacidad" "al descubierto" y Fernandez de La Vega "Marxismo" "al descubierto". Emitido el 12 y 18 de Septiembre 2008

María Teresa Fernández de la Vega .

Vicepresidenta 1ª del Gobierno  y Ministra de la Presidencia de España.

http://es.wikipedia.org/wiki/María_Teresa_Fernández_de_la_Vega

Magdalena Álvarez Arza .

Ministra de Fomento del Gobierno de España .

 http://es.wikipedia.org/wiki/Magdalena_Álvarez 

 

 


LA REFLEXIÓN DE ALFONSO ARTESEROS .

Por IGNACIOAL - 19 de Mayo, 2009, 21:49, Categoría: C R Í T I C A .


LA REFLEXIÓN DE ALFONSO ARTESEROS .

" El Hombre de los Recuerdos " .

Reflexion de Alfonso Arteseros  
" Si me permite sujetándole todavía su mano , quiero decir algo , tengo que decirlo , porque esta emoción me la transmite a mi también . A mi lo que me interesa es la HISTORIA . Y yo por si acaso hay alguien que puede poner en duda algo , les diré que yo ni soy franquista , ni soy antifranquista . Yo he sido hijo de un obrero y de un obrero que fue sargento del ejército republicano y a mi lo que me interesa ... y además fuí un niño de aquel colegio de años después de la guerra , en el que los compañeros de pupitre y de clase no nos preguntábamos en qué lugar estuvo tu padre , si estuvo con los unos o con los otros y jugábamos en la calle y todos éramos amigos y había hijos de un lado y del otro y eso es historia y es agua pasada . Por favor señores políticos , señores que gestionan este país , por favor . ¿ Por qué no gestionan y dejan de querer volver otra vez a tocar algo tan delicado , porque cada vez existen menos de los que vivieron aquella guerra , porque está habiendo renovación generacional , pero todos tuvimos padres en un lado y en otro ... Por qué no se dedican a solucionar los problemas de este país que son muy grandes y muchos , porque a mi no me gusta lo que está pasando . Yo tengo un hijo de 16 años y me preocupan cosas , a mi lo que me gustaría es que hubiera listas abiertas y a mi lo que me gustaría es que fuera muy claro lo que es la financiación de los partidos políticos . Esto es historia nada más y de verdad no quiero que me marquen y que me pongan etiquetas , porque yo les quiero mucho y yo prefiero que consideren que yo soy periodista , historiador , documentalista y que soy el hombre de los recuerdos ? .. "
ESPAÑA EN LA MEMORIA .
Alfonso Arteseros     



EL DISCURSO DE INVESTIDURA DE OBAMA .

Por IGNACIOAL - 19 de Mayo, 2009, 21:47, Categoría: C R Í T I C A .



EL DISCURSO DE INVESTIDURA DE OBAMA

44 PRESIDENTE DE USA .

21-1-2009

Publicado por Francisco Equiza .

Se reza multitudinariamente el PADRE NUESTRO , al comienxzo del acto . La oración por excelencia de la Cristiandad . Aquí , en España somos un estado laico , que quita los crucifijos de los despachos oficiales , de los colegios y de los juramentos de cargos .




Queridos conciudadanos:


Me presento aquí hoy humildemente consciente de la tarea que nos aguarda, agradecido por la confianza que habéis depositado en mí, conocedor de los sacrificios que hicieron nuestros antepasados. Doy gracias al presidente Bush por su servicio a nuestra nación y por la generosidad y la cooperación que ha demostrado en esta transición.


Son ya 44 los estadounidenses que han prestado juramento como presidentes. Lo han hecho durante mareas de prosperidad y en aguas pacíficas y tranquilas. Sin embargo, en ocasiones, este juramento se ha prestado en medio de nubes y tormentas. En esos momentos, Estados Unidos ha seguido adelante, no sólo gracias a la pericia o la visión de quienes ocupaban el cargo, sino porque Nosotros, el Pueblo, hemos permanecido fieles a los ideales de nuestros antepasados y a nuestros documentos fundacionales. Así ha sido. Y así debe ser con esta generación de estadounidenses.


Es bien sabido que estamos en medio de una crisis. Nuestro país está en guerra contra una red de violencia y odio de gran alcance. Nuestra economía se ha debilitado enormemente, como consecuencia de la codicia y la irresponsabilidad de algunos, pero también por nuestra incapacidad colectiva de tomar decisiones difíciles y preparar a la nación para una nueva era. Se han perdido casas; se han eliminado empleos; se han cerrado empresas. Nuestra sanidad es muy cara; nuestras escuelas tienen demasiados fallos; y cada día trae nuevas pruebas de que nuestros usos de la energía fortalecen a nuestros adversarios y ponen en peligro el planeta.


Estos son indicadores de una crisis, sujetos a datos y estadísticas. Menos fácil de medir pero no menos profunda es la destrucción de la confianza en todo nuestro territorio, un temor persistente de que el declive de Estados Unidos es inevitable y la próxima generación tiene que rebajar sus miras. Hoy os digo que los problemas que nos aguardan son reales. Son graves y son numerosos. No será fácil resolverlos, ni podrá hacerse en poco tiempo. Pero debeis tener clara una cosa, América: los resolveremos.


Hoy estamos reunidos aquí porque hemos escogido la esperanza por encima del miedo, el propósito común por encima del conflicto y la discordia. Hoy venimos a proclamar el fin de las disputas mezquinas y las falsas promesas, las recriminaciones y los dogmas gastados que durante tanto tiempo han sofocado nuestra política.


Seguimos siendo una nación joven, pero, como dicen las Escrituras, ha llegado la hora de dejar a un lado las cosas infantiles. Ha llegado la hora de reafirmar nuestro espíritu de resistencia; de escoger lo mejor que tiene nuestra historia; de llevar adelante ese precioso don, esa noble idea, transmitida de generación en generación: la promesa hecha por Dios de que todos somos iguales, todos somos libres, y todos merecemos una oportunidad de buscar toda la felicidad que nos sea posible.


Al reafirmar la grandeza de nuestra nación, sabemos que esa grandeza no es nunca un regalo. Hay que ganársela. Nuestro viaje nunca ha estado hecho de atajos ni se ha conformado con lo más fácil. No ha sido nunca un camino para los pusilánimes, para los que prefieren el ocio al trabajo, o no buscan más que los placeres de la riqueza y la fama. Han sido siempre los audaces, los más activos, los constructores de cosas -algunos reconocidos, pero, en su mayoría, hombres y mujeres cuyos esfuerzos permanecen en la oscuridad- los que nos han impulsado en el largo y arduo sendero hacia la prosperidad y la libertad.


Por nosotros empaquetaron sus escasas posesiones terrenales y cruzaron océanos en busca de una nueva vida. Por nosotros trabajaron en condiciones infrahumanas y colonizaron el Oeste; soportaron el látigo y labraron la dura tierra. Por nosotros combatieron y murieron en lugares como Concord y Gettysburg, Normandía y Khe Sahn. Una y otra vez, esos hombres y mujeres lucharon y se sacrificaron y trabajaron hasta tener las manos en carne viva, para que nosotros pudiéramos tener una vida mejor. Vieron que Estados Unidos era más grande que la suma de nuestras ambiciones individuales; más grande que todas las diferencias de origen, de riqueza, de partido.


Ése es el viaje que hoy continuamos. Seguimos siendo el país más próspero y poderoso de la Tierra. Nuestros trabajadores no son menos productivos que cuando comenzó esta crisis. Nuestras mentes no son menos imaginativas, nuestros bienes y servicios no son menos necesarios que la semana pasada, el mes pasado ni el año pasado. Nuestra capacidad no ha disminuido. Pero el periodo del inmovilismo, de proteger estrechos intereses y aplazar decisiones desagradables ha terminado; a partir de hoy, debemos levantarnos, sacudirnos el polvo y empezar a trabajar para reconstruir Estados Unidos.


Porque, miremos donde miremos, hay trabajo que hacer. El estado de la economía exige actuar con audacia y rapidez, y vamos a actuar; no sólo para crear nuevos puestos de trabajo, sino para sentar nuevas bases de crecimiento. Construiremos las carreteras y los puentes, las redes eléctricas y las líneas digitales que nutren nuestro comercio y nos unen a todos. Volveremos a situar la ciencia en el lugar que le corresponde y utilizaremos las maravillas de la tecnología para elevar la calidad de la atención sanitaria y rebajar sus costes. Aprovecharemos el sol, los vientos y la tierra para hacer funcionar nuestros coches y nuestras fábricas. Y transformaremos nuestras escuelas y nuestras universidades para que respondan a las necesidades de una nueva era. Podemos hacer todo eso. Y todo lo vamos a hacer.


Ya sé que hay quienes ponen en duda la dimensión de mis ambiciones, quienes sugieren que nuestro sistema no puede soportar demasiados grandes planes. Tienen mala memoria. Porque se han olvidado de lo que ya ha hecho este país; de lo que los hombres y mujeres libres pueden lograr cuando la imaginación se une a un propósito común y la necesidad al valor.


Lo que no entienden los escépticos es que el terreno que pisan ha cambiado, que las manidas discusiones políticas que nos han consumido durante tanto tiempo ya no sirven. La pregunta que nos hacemos hoy no es si nuestro gobierno interviene demasiado o demasiado poco, sino si sirve de algo: si ayuda a las familias a encontrar trabajo con un sueldo decente, una sanidad que puedan pagar, una jubilación digna. En los programas en los que la respuesta sea sí, seguiremos adelante. En los que la respuesta sea no, los programas se cancelarán. Y los que manejemos el dinero público tendremos que responder de ello -gastar con prudencia, cambiar malos hábitos y hacer nuestro trabajo a la luz del día-, porque sólo entonces podremos restablecer la crucial confianza entre el pueblo y su gobierno.


Tampoco nos planteamos si el mercado es una fuerza positiva o negativa. Su capacidad de generar riqueza y extender la libertad no tiene igual, pero esta crisis nos ha recordado que, sin un ojo atento, el mercado puede descontrolarse, y que un país no puede prosperar durante mucho tiempo cuando sólo favorece a los que ya son prósperos. El éxito de nuestra economía ha dependido siempre, no sólo del tamaño de nuestro producto interior bruto, sino del alcance de nuestra prosperidad; de nuestra capacidad de ofrecer oportunidades a todas las personas, no por caridad, sino porque es la vía más firme hacia nuestro bien común.


En cuanto a nuestra defensa común, rechazamos como falso que haya que elegir entre nuestra seguridad y nuestros ideales. Nuestros Padres Fundadores, enfrentados a peligros que apenas podemos imaginar, elaboraron una carta que garantizase el imperio de la ley y los derechos humanos, una carta que se ha perfeccionado con la sangre de generaciones. Esos ideales siguen iluminando el mundo, y no vamos a renunciar a ellos por conveniencia. Por eso, a todos los demás pueblos y gobiernos que hoy nos contemplan, desde las mayores capitales hasta la pequeña aldea en la que nació mi padre, os digo: sabed que Estados Unidos es amigo de todas las naciones y todos los hombres, mujeres y niños que buscan paz y dignidad, y que estamos dispuestos a asumir de nuevo el liderazgo.
Recordemos que generaciones anteriores se enfrentaron al fascismo y el comunismo no sólo con misiles y carros de combate, sino con alianzas sólidas y convicciones duraderas. Comprendieron que nuestro poder no puede protegernos por sí solo, ni nos da derecho a hacer lo que queramos. Al contrario, sabían que nuestro poder crece mediante su uso prudente; nuestra seguridad nace de la justicia de nuestra causa, la fuerza de nuestro ejemplo y la moderación que deriva de la humildad y la contención.


Somos los guardianes de este legado. Guiados otra vez por estos principios, podemos hacer frente a esas nuevas amenazas que exigen un esfuerzo aún mayor, más cooperación y más comprensión entre naciones. Empezaremos a dejar Irak, de manera responsable, en manos de su pueblo, y a forjar una merecida paz en Afganistán. Trabajaremos sin descanso con viejos amigos y antiguos enemigos para disminuir la amenaza nuclear y hacer retroceder el espectro del calentamiento del planeta. No pediremos perdón por nuestra forma de vida ni flaquearemos en su defensa, y a quienes pretendan conseguir sus objetivos provocando el terror y asesinando a inocentes les decimos que nuestro espíritu es más fuerte y no podéis romperlo; no duraréis más que nosotros, y os derrotaremos.


Porque sabemos que nuestra herencia multicolor es una ventaja, no una debilidad. Somos una nación de cristianos y musulmanes, judíos e hindúes, y no creyentes. Somos lo que somos por la influencia de todas las lenguas y todas las culturas de todos los rincones de la Tierra; y porque probamos el amargo sabor de la guerra civil y la segregación, y salimos de aquel oscuro capítulo más fuertes y más unidos, no tenemos más remedio que creer que los viejos odios desaparecerán algún día; que las líneas tribales pronto se disolverán; y que Estados Unidos debe desempeñar su papel y ayudar a iniciar una nueva era de paz.


Al mundo musulmán: buscamos un nuevo camino hacia adelante, basado en intereses mutuos y mutuo respeto. A esos líderes de todo el mundo que pretenden sembrar el conflicto o culpar de los males de su sociedad a Occidente: sabed que vuestro pueblo os juzgará por lo que seáis capaces de construir, no por lo que destruyáis. A quienes se aferran al poder mediante la corrupción y el engaño y acallando a los que disienten, tened claro que la historia no está de vuestra parte; pero estamos dispuestos a tender la mano si vosotros abrís el puño.


A los habitantes de los países pobres: nos comprometemos a trabajar a vuestro lado para conseguir que vuestras granjas florezcan y que fluyan aguas potables; para dar de comer a los cuerpos desnutridos y saciar las mentes sedientas. Y a esas naciones que, como la nuestra, disfrutan de una relativa riqueza, les decimos que no podemos seguir mostrando indiferencia ante el sufrimiento que existe más allá de nuestras fronteras, ni podemos consumir los recursos mundiales sin tener en cuenta las consecuencias. Porque el mundo ha cambiado, y nosotros debemos cambiar con él.


Mientras reflexionamos sobre el camino que nos espera, recordamos con humilde gratitud a esos valerosos estadounidenses que en este mismo instante patrullan desiertos lejanos y montañas remotas. Tienen cosas que decirnos, del mismo modo que los héroes caídos que yacen en Arlington nos susurran a través del tiempo. Les rendimos homenaje no sólo porque son guardianes de nuestra libertad, sino porque encarnan el espíritu de servicio, la voluntad de encontrar sentido en algo más grande que ellos mismos. Y sin embargo, en este momento -un momento que definirá a una generación-, ese espíritu es precisamente el que debe llenarnos a todos.


Porque, con todo lo que el gobierno puede y debe hacer, a la hora de la verdad, la fe y el empeño del pueblo norteamericano son el fundamento supremo sobre el que se apoya esta nación. La bondad de dar cobijo a un extraño cuando se rompen los diques, la generosidad de los trabajadores que prefieren reducir sus horas antes que ver cómo pierde su empleo un amigo: eso es lo que nos ayuda a sobrellevar los tiempos más difíciles. Es el valor del bombero que sube corriendo por una escalera llena de humo, pero también la voluntad de un padre de cuidar de su hijo; eso es lo que, al final, decide nuestro destino.


Nuestros retos pueden ser nuevos. Los instrumentos con los que los afrontamos pueden ser nuevos. Pero los valores de los que depende nuestro éxito -el esfuerzo y la honradez, el valor y el juego limpio, la tolerancia y la curiosidad, la lealtad y el patriotismo- son algo viejo. Son cosas reales. Han sido el callado motor de nuestro progreso a lo largo de la historia. Por eso, lo que se necesita es volver a estas verdades. Lo que se nos exige ahora es una nueva era de responsabilidad, un reconocimiento, por parte de cada estadounidense, de que tenemos obligaciones con nosotros mismos, nuestro país y el mundo; unas obligaciones que no aceptamos a regañadientes sino que asumimos de buen grado, con la firme convicción de que no existe nada tan satisfactorio para el espíritu, que defina tan bien nuestro carácter, como la entrega total a una tarea difícil.


Éste es el precio y la promesa de la ciudadanía.


Ésta es la fuente de nuestra confianza; la seguridad de que Dios nos pide que dejemos huella en un destino incierto.


Éste es el significado de nuestra libertad y nuestro credo, por lo que hombres, mujeres y niños de todas las razas y todas las creencias pueden unirse en celebración en este grandioso Mall y por lo que un hombre a cuyo padre, no hace ni 60 años, quizá no le habrían atendido en un restaurante local, puede estar ahora aquí, ante vosotros, y prestar el juramento más sagrado.


Marquemos, pues, este día con el recuerdo de quiénes somos y cuánto camino hemos recorrido. En el año del nacimiento de Estados Unidos, en el mes más frío, un pequeño grupo de patriotas se encontraba apiñado en torno a unas cuantas hogueras mortecinas a orillas de un río helado. La capital estaba abandonada. El enemigo avanzaba. La nieve estaba manchada de sangre. En un momento en el que el resultado de nuestra revolución era completamente incierto, el padre de nuestra nación ordenó que leyeran estas palabras:


"Que se cuente al mundo futuro... que en el más profundo invierno, cuando no podía sobrevivir nada más que la esperanza y la virtud... la ciudad y el campo, alarmados ante el peligro común, se apresuraron a hacerle frente".


América. Ante nuestros peligros comunes, en este invierno de nuestras dificultades, recordemos estas palabras eternas. Con esperanza y virtud, afrontemos una vez más las corrientes heladas y soportemos las tormentas que puedan venir. Que los hijos de nuestros hijos puedan decir que, cuando se nos puso a prueba, nos negamos a permitir que se interrumpiera este viaje, no nos dimos la vuelta ni flaqueamos; y que, con la mirada puesta en el horizonte y la gracia de Dios con nosotros, seguimos llevando hacia adelante el gran don de la libertad y lo entregamos a salvo a las generaciones futuras.


Gracias, que Dios os bendiga, que Dios bendiga a América
No tiene desperdicio . Con la ayuda y la bendición de Dios ,  Obama apela a : 
- HUMILDAD .
- NO MIENTE SOBRE LA CRISIS Y LA NECESIDAD DE SACRIFICIO .
- ESPERANZA .
- COLABORACIÓN .
- ESFUERZO .
- SACRIFICIO .
- TRABAJO .
- LIBERTAD .
- SOLIDARIDAD Y AYUDA .
- AUSTERIDAD .
- HONOR .
- DIGNIDAD .
- PATRIOTISMO .
- RESPETO .
- LEALTAD .
- TOLERANCIA .
- HONRADEZ .
- JUEGO LIMPIO .
- RESPONSABILIDAD .
- ENTREGA .
- ESPERANZA .
- VIRTUD .
- HACE REFERNCIAS A DIOS COMO GUIA Y PROTECTOR .
Siento sana envidia , si es que ello es posible .





LA CAÓTICA SITUACIÓN DE LA JUSTICIA ESPAÑOLA .

Por IGNACIOAL - 19 de Mayo, 2009, 21:45, Categoría: C R Í T I C A .



LA JUSTICIA EN ESPAÑA .

" Con justicia juzgarás a tu prójimo , no dejándote llevar ni por las dádivas del rico , ni por las lágrimas del pobre ". LEVÍTICO .

" La Justicia emana del pueblo ". CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA .

 

¿Qué es la Justicia ?...:

Al Pacino: �Qu� es la justicia? (espa�ol)
Escena de la película "And Justice for all" (1979) ...
" Y LA JUSTICIA PARA TODOS " .

LA JUSTICIA ES REPRESENTADA POR UNA MUJER CON LOS OJOS VENDADOS  UNA BALANZA Y UNA ESPADA .

( ¿ independiente  . Insobornable . Recta .  Imparcial  . Firme ? ) .

 

La calle opina sobre la justicia en Espa�a  
LA CALLE OPINA
SOBRE LA JUSTICIA ESPAÑOLA .
 
Callejeros: No es justo. El colapso de la justicia en Espa�a  
Asi funciona la Justicia Espa�ola 
ASÍ FUNCIONA LA JUSTICIA EN ESPAÑA .
Un caso de competencia española , derivado a los Tribunales Argentinos .
No es justo . Del programa de TV " CALLEJEROS " .
 
 
Las longanizas y la justicia en Espa�a 
¿ QUÉ VAN  HACER CON LA JUSTICIA EN ESPAÑA?.
" LLEVO 7 AÑOS PENDIENTE DE UN JUICIO POR UNAS GOTERAS EN MI CASA " .
 
 
Debate sobre la justicia Espa�ola 
DEBATE SOBRE LA JUSTICIA ESPAÑOLA .
 
Mientras la carencia de medios materiales y humanos hace que en los juzgados los legajos y expedientes se archiven en pasillos y WC y se retrasen las vistas años , los delincuentes campan por sus respetos en libertad , asesinos y pedófilos cometen crímenes y violan a mujeres y niños . El Gobierno insiste en la ilegalidad de la huelga de los jueces .
Los jueces estrella , como Garzón , se dedican a brillar en los medios de
comunicación remontándose a hechos pasados e intentando abrir causas de hace más de 30 años , apelando a la memoria histórica , exhumando cadáveres y restos  y declarándose a continuación incompetente , cargando la responsabilidad a otros juzgados que no dan a basto a resolver los asuntos diarios . Reviviendo interesadamente el pasado y haciendo que la reconciliación de los españoles se haga un imposible .
En España no es difícil tener que convivir al lado de un violador , un pederasta o un terrorista asesino etarra , en la misma calle o en el mismo edificio .
Hay casos sangrantes , como el de la niña Mari Luz , Farruquito etc , que claman justicia y que son tratados con absoluta tibieza y negligencia .
Otras veces el exceso de celo profesional . ( Juez Calamita ) , es penalizado con saña y de forma absolutamente desproporcionada .
Errores judiciales cada vez más frecuentes y aberrantes , son el pan nuestro de cada día  .
Esta es la panorámica judicial en España , conocida sobradamente por nuestros politicos , que la toleran con resignación , indiferencia y con total inoperancia .
La situación es cada vez más crítica y las soluciones cada vez más difíciles . 270.000 SENTENCIAS DE LO PENAL POR EJECUTAR .
¿ Qué nos deparará el futuro judicial del país ? .
¿ LLevarán los jueces sus reivindicaciones a una huelga ? . ¿ Se harán cambios legislativos necesarios , para casi todos los ciudadnos ? .
¿ Se modificarán códigos y se endurecerán penas y condenas ? .
¿ Se tomarán medidas más contundentes y eficaces ante la violencia de género , el asesinato de mujeres , la operatividad de las mafias  etc... ?
 
Debates en Libertad: Un repaso a la justicia 7/05/08  1:04:33
Debates en Libertad . Un repaso a la Justicia .
Javier Somalo analiza la desbordada situación de la Justicia Española . Invitados Javier Gómez de Liaño , Gabriel Albiac y José Luís Requero .




LA CRISIS FINANCIERA .

Por IGNACIOAL - 19 de Mayo, 2009, 21:40, Categoría: C R Í T I C A .



LA CRISIS FINANCIERA

En el Blog personal de Nacho Giral , está recogido un interesante y extenso artículo técnico sobre las causas de la actual crisis financiera que nos azota de forma global . ( Su autor el Prof.D. Leopoldo Abadía ) .

http://www.nachogiral.com/2008/03/explicacin-la-crisis-financiera-que-nos.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                            Sobrevivir en el mercado .

 
EL CRACK DEL 29 . LA MAYOR CRISIS FINANCIERA DE LA HISTORIA .( " La Gran Depresión " ).
 
 
EL CRACK DEL 29 (1/4)     EL CRACK DEL 29 - CUARTO MILENIO 2/4     EL CRACK DEL 29 - CUARTO MILENIO 3/4
1                                               2                                              3
 
 
 
EL CRACK DEL 29 (4/4)  
4
 
 
 EN LA ACTUALIDAD.
 
Reforma Sistema Financiero - Bloomberg        
 
Entrevista a D. Jesús Huerta de Soto . Catedrático de Economía Política de la Universidad Juan Carlos I.
 




LOS JUDIOS. EL ESTADO DE ISRAEL .

Por IGNACIOAL - 19 de Mayo, 2009, 21:38, Categoría: C R Í T I C A .



LOS JUDIOS.

EL ESTADO DE ISRAEL.

 http://es.wikipedia.org/wiki/Judío

El juda�smo    El reino de David 
EL JUDAISMO .     EL REINO DE DAVID .
 

El pueblo judío es un grupo étnico descendiente de los antiguos israelitas de Oriente Medio y de aquellos que se fueron convirtiendo a lo largo de los milenios adoptando su religión. La religión constituye, por tanto, un aspecto fundamental de la pertenencia étnica al pueblo judío, si bien éste comparte además prácticas culturales, sociales, lingüísticas, etcétera. La definición precisa de judío es controvertida y puede variar dependiendo de que se haga mayor énfasis en la identidad religiosa o en la secular (étnica y sociológica).

Los judíos han sufrido una larga historia de persecución en diferentes lugares y su población ha ido variando a lo largo de los siglos. Hoy en día, la mayoría de las autoridades estiman que la actual población judía mundial oscila entre los 12 y los 15 millones,la mayoría de ellos residentes en Estados Unidos e Israel.

Judios - Jews 
JUDIOS - JEWS . 
Se calcula que en el mundo actual viven unos 13 millones de judios , de los queun tercio aproximadamente 4.7 millones , se halla en Israel . 
Poblaci�n jud�a mundial 
POBLACIÓN MUNDIAL JUDÍA
Israel 60� Aniversario 
60 ANIVERARIO DEL ESTADOD E ISRAEL
EL ESTADO DE ISRAEL HOY
El Estado de Israel, Hoy...    El Estado de Israel - segundo bloque    Estado de Israel , Hoy, Tercer Bloque
1                          2                          3
Hace más de 5000 años , bajo el cielo de Ur , surgiendo del pacto entre Dios y su pueblo , nacía una nueva nación del corazón y la fe de Abraham hasta la tierra prometida ... Hoy el Estado de Israel
 ¿ Como es el Estado de Israel que nació de esta manera ? :
"El Pueblo Judío nace  de la visión de Abraham del monoteismo , del conocimiento de un sólo Dios y ahí la tierra prometida de pacto entre el hombre y entre Dios y entre su tierra y bueno , conocemos todos la historia de miles de años , así que , el pueblo judío como sabemos , tiene raices muy profundas en el tiempo , en la cultura , en la civilización y en todo lo que hace a nuestro mundo , pero también es un pueblo , es un país como tantos otros , bien sentado en la tierra , trabajando , luchando y tratando de ir preparando y haciendo un mejor futuro para nosotros y para el mundo , así que es una epopeya , una odisea tan apasionante , tan llena de acontecimientos , algunos gloriosos , la historia de David de Salomón, pero también de muchas tristezas en las persecuciones durante 2000 años de diáspora del pueblo judío , las discriminaciones , las matanzas contra  nuestro pueblo que han llegado a lo peror de la historia humana que es el holocausto , pero también como decía mucha grandeza en el renacimiento del pueblo judío de sus cenizas , de estos miles de años de persecución , pudiendo reconstruir su soberanía , su independencia , su libertad , en sutierra , en la tierra de sus ancestros , en la tierra nuestra , es una cosa tan linda , tan hermosa " . 
S.E. Rafael Eldad
Embajador de Israel en Argentina

ZAPATERO . UN PRESIDENTE AHOGADO EN LA MENTIRA

Por IGNACIOAL - 19 de Mayo, 2009, 21:36, Categoría: C R Í T I C A .



ZAPATERO .

Un presidente ahogado en la mentira .

la historia que nunca ha contado Zapatero 25/01/08  
EL ABUELO DE ZAPATERO
Breve resumen de las mentiras de Zapatero y compa��a. (YA DISPONIBLE LA SEGUNDA PARTE), respuesta en v�deo.        (Segunda parte) breve resumen de las mentiras de Zapatero y compa��a.    
1                           2
LAS MENTIRAS DE ZAPATERO Y COMPAÑÍA
 
Hist�rico de Zapatero sobre el empleo            Una cosa hoy... y ma�ana la contraria 
ZAPATERO Y EL EMPLEO                UNA COSA HOY Y MAÑANA LA CONTRARIA
5.0 
 
Se vende 
SE VENDE : " HOY HEMOS APROBADO UN PROGRAMA INNOVADOR " .
¿C  R  I  S  I  S ?
          ZP    Y ...
LOS TONTOS DE LA CEJA .Todos ellos probres de solemnidad y en paro .
¡NO HAY CRISIS ! ...

Artículos anteriores en 19 de Mayo, 2009

El Blog

Calendario

<<   Mayo 2009  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog